Almas marinas


Antiguamente, cuando un oso polar actuaba de una manera que parecía humana, los esquimales de Groenlandia pensaban, con cierta lógica, que no podía tratarse sino de un humano mágicamente transformado. También los pescadores de Islandia creían hasta no hace mucho que las focas eran, en realidad, los egipcios que se habían ahogado en el Mar Rojo, cuando se abrieron las aguas y se volvieron a cerrar. Y es cierto que la manera como las focas asoman la cabeza del agua y se quedan mirando con los ojos llorosos hace pensar en un alma humana penando. Ya hablábamos aquí la semana pasada de los loros, de cómo producen cierta inquietud cuando parece que hablan como humanos roncos. Y he vuelto a pensar sobre esto esta semana, a raíz de esas famosas orcas que han estado interactuando con los veleros frente a la costa gallega.

Gracias por leer La Voz de Galicia

NO TE QUEDES SOLO
CON LOS TITULARES
WEB+APP SIN LÍMITES
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
4,95 € /mes
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
VERSIÓN PDF
Accede a todas las noticias de la web y la app, lee en PDF el periódico diario y las revistas YES, Mujer Hoy y XL Semanal, y consulta la hemeroteca
9,95 € /mes
Suscríbete
Sin compromiso de permanencia

Almas marinas