La arquitectura del virus

Luis Ferrer i Balsebre
Luis Ferrer i Balsebre EL TONEL DE DIÓGENES

OPINIÓN

NANI ARENAS

27 sep 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Se habla del protagonismo que frente a la lucha contra el virus tienen muchas profesiones y oficios, pero poco se habla de la importancia de los arquitectos. A finales del XIX y principios del XX la pandemia de la tuberculosis asolaba Europa, solo en Paris, causó la muerte de la mitad de los jóvenes del siglo.

A principios del XX se extendieron por toda Europa las llamadas «escuelas antituberculosas» -amplios edificios en entornos naturales, con grandes ventanales y muros de cristal correderos- diseñadas para combatir la pandemia.

Hasta el descubrimiento del bacilo de Koch (1892), lo único que sabíamos era que la gente se contagiaba en espacios oscuros, húmedos y polvorientos y que el reposo, el sol y el aire favorecían la cura de los enfermos.