El «brexit» cultural

José Mª Álvarez de Lara Morel FIRMA INVITADA

OPINIÓN

10 sep 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Las consecuencias de la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea han sido ampliamente comentadas, principalmente en lo que se refiere a los aspectos económicos y de circulación de personas. El impacto sobre la cultura ha sido abordado más desde el punto de vista británico con el informe Impact of Brexit Research 2017, del prestigioso Arts of Council England, que detalla por sector las ventajas y desventajas del brexit.

El concepto de cultura y espíritu europeos es anterior a la creación de la Unión Europea y, ya en 1936, un grupo de intelectuales de la talla de Stefan Zweig, Paul Valéry, Romain Rolland, Albert Einstein y Salvador de Madariaga, entre otros, abogaban con una encuesta en los medios de comunicación europeos por desarrollar este concepto.

La consecuencia directa del brexit cultural es la salida por parte del Reino Unido del programa Creative Europe, dotado de unos 1.500 millones de euros, destinado a promover una gran variedad de actividades y proyectos culturales, como la capital cultural europea. Si bien el presupuesto europeo se verá afectado por la no contribución del Reino Unido, los fondos destinados a Creative Europe continuarán favoreciendo la cultura europea en su complejidad y diversidad. Por otra parte, la industria cultural europea conocerá todas las trabas para acceder al mercado del Reino Unido y viceversa, a menos que las negociaciones que se desarrollan con lentitud durante este año 2020 logren un acuerdo facilitando estos intercambios.