David Simon y los franquistas


En la ficción televisiva David Simon es un semidiós que firmó algunos títulos sin los cuales no es posible obtener el diploma de verdadero aficionado a las series. The Wire y Treme son imprescindibles. Recientemente estrenó en HBO La conjura contra América. Lo que no imaginaba Simon era que, a raíz de esta adaptación de la obra Philip Roth, alguien que no conocía llamado Pablo Iglesias iba a escribir en Twitter una alabanza sobre su trabajo. Y que iba a etiquetar ese elogio con su nombre en la red social. Y que, por esa razón, su perfil se iba a colapsar con detractores del vicepresidente y defensores del franquismo.

Es lo que sucede cada día en Twitter. Cualquier palabra tecleada en el lugar y forma adecuados puede arder como la yesca y provocar brotes apocalípticos. Y así se pasó el creador norteamericano un fin de semana de agosto intentando entender de dónde provenía aquella bilis que estaban vertiendo contra él un conjunto de internautas españoles. Podía haber ignorado el aluvión, haberse escabullido. Pero decidió entrar al trapo y entablar un tira y afloja en el que confesó habérselo pasado muy bien escribiendo consignas como «¡No pasarán!». Al fin y al cabo no es nuevo para él. Cuando anunció que prepara una serie sobre la Guerra Civil española y la llegada de la Brigada Lincoln en 1937 ya recibió críticas incendiarias sin haber grabado ni la primera escena.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

David Simon y los franquistas