La UE en la subasta holandesa

POOL

Los gallegos y Mark Rutte conocemos bien la subasta holandesa o subasta a la baja, porque es el mecanismo utilizado para la venta de tulipanes en los Países Bajos y del pescado en las lonjas de nuestros puertos. El vendedor recita una serie descendente de precios hasta que uno de los postores, considerando que la cotización ya ha caído lo suficiente, canta «¡mío!» y se queda el producto. Si opta por esperar a mayores rebajas, se arriesga a que otro licitante se lleve la ganga. Pero si solo existe un subastero, o varios conchabados, puede aspirar a llevarse la merluza o los bulbos de tulipán de balde, a precio cero. Para impedirlo, el vendedor lleva grabado en la mente el llamado precio de reserva: llegado a ese punto, interrumpe la puja y retira la mercancía del mercado.

Gracias por leer La Voz de Galicia

NO TE QUEDES SOLO
CON LOS TITULARES
WEB+APP SIN LÍMITES
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
4,95 € /mes
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
VERSIÓN PDF
Accede a todas las noticias de la web y la app, lee en PDF el periódico diario y las revistas YES, Mujer Hoy y XL Semanal, y consulta la hemeroteca
9,95 € /mes
Suscríbete
Sin compromiso de permanencia

La UE en la subasta holandesa