Cada vez que el ser humano se ha aventurado en territorio desconocido lo ha hecho avanzando a trompicones, con grandes sacrificios e innumerables fracasos, pero siempre con la antorcha de la esperanza iluminando la oscuridad de lo ignoto, ya fuera para ampliar el conocimiento sobre nuestro planeta, ya para descubrir cómo funciona nuestro cuerpo. Y si las expediciones que llevaron a Colón a descubrir el continente americano, a Magallanes y Elcano a circunnavegar nuestro planeta o a Roald Amundsen a alcanzar el Polo Sur hicieron que la Tierra resultara más abarcable con un alto coste en vidas, los avances médicos han requerido un precio aún más desorbitado. Antes de que Pasteur, el considerado padre de la microbiología moderna, descubriera los fundamentos de la higiene para evitar infecciones -algo tan simple como recomendar a los médicos lavarse las manos antes de atender un parto, lo que evitó el fallecimiento de millones de madres-, o de que desarrollara la primigenia vacuna contra la rabia, millones de seres humanos morían de enfermedades que hoy nos parecen triviales.

Desde entonces, la medicina ha avanzado muchísimo. Pero los avances no se producen de la noche a la mañana. Hoy sabemos que se requiere de tiempo para estudiar con detenimiento el funcionamiento de los microorganismos y es preciso más tiempo aún para desarrollar y probar concienzudamente una vacuna para las enfermedades que estos provocan. Por eso, mientras los científicos del todo mundo, incluidos los españoles, siguen analizando a golpe de microscopio el comportamiento del covid-19, debemos armarnos de paciencia y, sobre todo, de sensatez. Cada día sabemos un poco más del virus que ha puesto en jaque a la humanidad, pero todavía queda mucho camino por recorrer. Y de nosotros depende que lo hagamos cumpliendo la triple R: reflexionando para protegernos y proteger a los demás de los rebrotes y así evitar que nos reconfinen una y otra vez hasta que la vacuna sea viable.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

La triple R