Pandemias, covid y dolor de corazón

José J. Cuenca Castillo LUCHA CONTRA EL CORONAVIRUS

OPINIÓN

Pilar Canicoba

27 may 2020 . Actualizado a las 09:19 h.

Ninguno de nosotros había vivido algo así, no estábamos preparados para algo así, y mucho menos nuestro sistema sanitario. Su fortaleza, la costumbre de una «nueva epidemia de gripe» cada invierno, pero que todos los años lleva al límite nuestros centros de salud y hospitales, y la experiencia de la pandemia de gripe A del 2009, con unos 15.000 contagiados y 300 muertos en España, contribuyeron al «ya veremos cómo evoluciona».

Y no, no estábamos preparados para algo así, ni desde el punto de vista técnico, al tratarse de una enfermedad desconocida, ni desde el punto de vista ético, por las diversas decisiones en el entorno de la muerte de seres humanos que se debían tomar, ni en la capacidad humana de absorber tanta incertidumbre y desgracia. Este coronavirus, sin él saberlo, nos provocó desde el primer momento mucho dolor de corazón.

Pero este desconocimiento al que aludo no era universal. Pedro Arias, epidemiólogo del mismo Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias que dirige en la actualidad Fernando Simón, publicó en julio del 2009 (nº4 Revista Española de Salud Pública) un trabajo titulado La ética durante las crisis sanitarias: a propósito de la pandemia por el virus H1N1. Predice con fuerza numerosos debates de marzo del 2020: