Acuarela


La semana venía rara, pero el CIS la convirtió en surrealista gracias a un increíble hallazgo demoscópico: después de millones de ERTE, que además no se pagaban o solo con mucho retraso, después de volver al paro de antes y de que los capitales españoles empiecen a huir a borbotones sin que lleguen, claro, los de fuera para paliar la brutal caída del PIB, después de todo esto dice el CIS que nuestra percepción de la situación económica es muchísimo mejor que la que teníamos antes de la pandemia. Por eso el Gobierno le ha dado 125 millones a una fundación del pobre Bill Gates, sin que los que siempre protestan con las donaciones de Amancio digan ni mu sobre las donaciones a Bill. Aparte de que casi nadie se ha enterado, aunque este es el Gobierno Transparente: el que ha cerrado y mantiene inaccesible el Portal de la transparencia, el que negocia reformas laborales con Bildu en vez de hablar con los sindicatos y la patronal, o cocina leyes educativas a espaldas de los agentes sociales. Es el Gobierno del diálogo y del consenso, dicen, mientras engañan el mismo día a Ciudadanos, a sus ministros, a los militantes de su partido y, finalmente, con un arabesco apoteósico, a Podemos y al propio Bildu. Como para fiarse. Aunque lo ha explicado muy bien Simancas, muy clarito: la culpa fue del PP que los dejó tirados y tuvieron que buscarse la vida para sacar adelante la prórroga del estado de alarma con el que nos mantienen sujetos y embozados, ahora que «la circulación vírica es mínima», mientras desaconsejaban las mascarillas -incluso echaron a gente por comprarlas para la policía- cuando el riesgo andaba disparado.

Ya no sé si nos toman por tontos o si lo somos.

@pacosanchez

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
46 votos
Comentarios

Acuarela