Este país no tiene memoria


Si pudiésemos remontarnos a febrero, cuando aún íbamos a celebrar el Mobile World Congress, y a tener una espléndida Semana Santa, pórtico de otro verano de récord, nos encontraríamos con la desagradable sorpresa de que las cuentas de España ya no cuadraban. Bruselas ya nos había advertido dos veces de que estábamos presupuestando en el aire. El sistema de pensiones estaba abocado a la quiebra. Y la utopía social que prometía Iglesias ya era un cuento chino que la señora Calviño ni se dignaba leer. Los comentaristas liberales ya hablábamos, con mucha razón, de que Sánchez estaba huyendo hacia delante. Pero incluso Carmen Calvo, progresista de nacimiento, puso en órbita la posibilidad de no elaborar nuevos presupuestos -que también a ella le parecían una quimera- y prorrogar las cuentas de Montoro.

Para leer más, suscríbete

NO TE QUEDES SOLO
CON LOS TITULARES
WEB+APP SIN LÍMITES
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
4,95 € /mes
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
VERSIÓN PDF
Lee en PDF el periódico diario y las revistas YES, Mujer Hoy y XL Semanal, y accede a la hemeroteca de La Voz desde 1882
9,95 € /mes
Suscríbete
Sin compromiso de permanencia

Este país no tiene memoria