En medio de la mayor crisis social, económica y existencial de nuestras biografías, cuando somos incapaces de ver el futuro con nitidez, la ametralladora demoscópica de los gobiernos españoles, el CIS, nos da a elegir entre prohibir la difusión de bulos, en redes y medios, remitiendo toda la información a fuentes oficiales o mantener libertad total de difusión de noticias. Esto, en medio de la catástrofe que vivimos.

Y, respuestas al margen, la actitud de José Félix Tezanos, más papista que el Papa, resulta sencillamente miserable. No solo por lo inoportuno del momento, sino porque él sabe que los bulos no se frenan con información oficial. Pero además la pregunta está planteada sibilinamente, es engañosa, está mal redactada, manipulada y ofrece la respuesta. El CIS da a elegir entre los bulos y la «libertad total para la difusión de noticias e informaciones». O lo que es lo mismo, da a elegir entre las redes, una mayoría en manos de descerebrados y de perfiles falsos, y los medios tradicionales, con trayectorias de siglos que han debido superar mil y una batallas y con los que se puede estar de acuerdo o no, pero que ejercen el periodismo con libertad.

Sin ir más lejos, es el caso de esta cabecera que tiene en sus manos. Su editor, Santiago Rey, fue sancionado por el ministro Fraga por publicar en gallego. Y con la misma libertad criticó los comportamientos de González, Aznar, Zapatero, Rajoy y acaba de hacerlo con Sánchez y toda la prole parlamentaria. Así que lecciones, las justas. Y eso es opinión, es información y es periodismo. Y no descarten que pasado mañana vuelva a hacerlo. Aunque les duela. Y seguirá siendo una información y una opinión libres, que están amparadas, de momento, por el artículo 20 de nuestra Constitución.

Periodismo es informar y fiscalizar al poder. Martin Baron, director del The Washington Post dice que es pedirle cuentas al poder.

Los bulos o fake news son otra cosa. Son la práctica habitual de malintencionados anónimos y partidos parafascistas en las redes. O son los que lanzan también populares y socialistas. No la información en medios tradicionales. Para quien no lo tenga claro. El mejor ejemplo de bulo es el propio CIS.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
28 votos
Comentarios

El CIS es un bulo