La Europa repugnante

Ernesto Sánchez Pombo
Ernesto S. Pombo EL REINO DE LA LLUVIA

OPINIÓN

Enzo ZucchiEuropean Council

28 mar 2020 . Actualizado a las 12:33 h.

La mejor crónica-resumen de la cumbre europea sobre la crisis del coronavirus, que acabó como el rosario de la aurora, la hizo el primer ministro portugués António Costa. Con una sola palabra: repugnante. Quizá por aquello de que es hijo de una periodista y aprendió a titular con precisión. La falta de acuerdo entre los países del norte y del sur, algo ya habitual desde tiempos inmemoriales, llevó al dirigente vecino a calificar de este modo el papel de los Países Bajos y asociados con su rechazo a las propuestas de España, Portugal e Italia.

Costa no escatimó calificativos para las palabras del ministro de finanzas holandés, Wopke Hoekstra, que considera «repulsivas», «sin sentido» y «totalmente inaceptables» por asegurar que algunos países, especialmente España, no ahorraron durante la bonanza para hacer frente por ellos mismos a la crisis. «Esa mezquindad recurrente amenaza el futuro de la UE», sentenció el luso.

Cierto es que los países del sur se mostraron intransigentes y muy en su sitio con las pretensiones de Alemania y su cuadrilla, obligando a retrasar los posibles acuerdos, pero la actitud de Costa es doblemente elogiable por el tono y la dureza utilizados en sus críticas. Es un aldabonazo en un momento especialmente crítico, para la Unión y sus ciudadanos.