La hora de Pedro


En lo práctico, la edición servirá para que la Academia valide su reconciliación con Almodóvar -no hace doblete desde el 2006 con Volver- que, si un cataclismo emocional no lo impide, se llevará los principales Goya, Banderas incluido, que juega en casa -la ceremonia será en Málaga-, solo tiene un cabezón honorífico y lo borda en el papel de un director que se parece mucho al manchego. Además, todo apunta a que Dolor y gloria llegará lejos en esa fiesta de vanidades que son los grandes premios internacionales. Estamos en la hora de Pedro.

En lo simbólico, O que arde es la primera película hablada en gallego que se sube a ese podio, triunfo personal de Oliver Laxe, que a mayores ya se ganó el apoyo del público, ayudando también a visibilizar a ese otro modo de entender la ficción desde Galicia. Que a la fiesta se sume nuestra animación con el corto Homomaquia, liderado por Abano Producións -la productora de Chelo Loureiro suma ya siete nominaciones en el histórico de los Goya-, confirma que algo se está haciendo bien, desde el sector y desde la Administración.

A mayores, la faena se redondea con Tosar otra vez en las quinielas por Quien a hierro mata, con Santi Prego bien colocado para premio por su general Franco a las órdenes de Amenábar y Benedicta dispuesta a dar la sorpresa de la mano de Laxe. Fue un buen año para el cine español más allá de que la taquilla vaya a su bola recompensando comedietas de mercadillo, pero una cosa queda claro: a quienes despotrican contra las películas sobre la Guerra Civil, el quinteto finalista les quita la razón. La académica Mientras dure la guerra, la asfixiante La trinchera infinita y la tensa Intemperie, confirman que si hay guiones con sentidiño y buena letra, leyendo aquel drama fratricida en clave inmersiva, entonces bienvenidas sean.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La hora de Pedro