La fórmula mágica de Disney+


Disney aspira a inventar la fórmula mágica de series y películas, el cóctel perfecto sin sombra ni mácula. Algunos de sus clásicos no pasarían hoy el corte de lo políticamente correcto ni encajarían en las cuotas de los nuevos tiempos, desde las damas en apuros subordinadas a ser rescatadas por un príncipe a escarceos racistas bien vistos en otra época. La futura plataforma de streaming Disney+, que se estrena en noviembre en EE.UU., aprovechará la reconversión digital para limar asperezas. En la copia de Dumbo que llegará al streaming se eliminará una polémica escena musical de corte supremacista. De Canción del Sur no habrá ni rastro en el catálogo.

Pero irá aún más allá. También intentará alcanzar mediante inteligencia artificial la combinación química ideal. Los estudios se han aliado con la actriz Geena Davis y la institución que impulsa, el Instituto sobre Género en los Medios, para examinar guiones y garantizar su diversidad. Un software analizará cada argumento para calcular con exactitud el porcentaje de hombres y mujeres, establecer en su justa proporción la presencia de miembros de la comunidad LGTB, asignar el debido espacio a las distintas razas y asegurarse de que las personas discapacitadas se vean representadas. Con la precisión matemática garantizada, el reto será encontrar creadores que hagan de ese patrón impoluto una historia interesante.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

La fórmula mágica de Disney+