Suscríbete 1 año y te regalamos 140 días gratis
Quiero la oferta

Gila no 10-N

Siro
Siro PUNTADAS SEN FÍO

OPINIÓN

SIRO

21 sep 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Quino, o gran humorista gráfico arxentino, definíase en 1991 como un home tímido e serio que ve a vida en cor Guernica de Picasso, e engadía: «El único humorista que me hace reír es Gila. Con él y con sus dibujos disfruto como no lo hago con nadie». Supoño que Gila recibiría esa declaración como un valioso premio porque a viñeta foi sempre prioritaria no seu facer de humorista e así o recoñeceu en 1995, no libro Y entonces nací yo: «Más allá de mis actuaciones, lo que más amo es el dibujo humorístico, que sigo y seguiré practicando».

Tamén eu rin con moitas viñetas de Gila, de personaxes grotescos e trazo infantil, en perfecta simbiose co texto; e nas conferencias que imparto sobre o humor mostro unha do comezo da Transición que reflicte a peculiaridade daquela realidade social. É a dun matrimonio burgués que comenta a un progre: «Pues nosotros también somos de izquierdas, pero todavía no».

No prólogo do libro Miguel Gila, editado en 2011, Forges evoca o programa de radio que, en 1954, Gila facía en directo na SER: «A partir de ese momento, todo lo gris del franquismo cotidiano desaparecía, convertido en lo multicolor del ingenio, la sonrisa y la ensoñación». Nese prólogo, Forges afirma que as maxestades humorísticas españolas, os Reis Magos do humor, son Cervantes, Quevedo e Gila. E remata: «¿Admiración excesiva? Ninguna admiración puede ser excesiva si se trata de Miguel Gila».