Cuando Harry encontró a Jane


Es uno de los vídeos más monos del verano, el baile del chimpancé que el príncipe Harry se marca con Jane Goodall sobre la selva dormida bajo la alfombra del castillo de Windsor.

Los duques de Sussex tienen un séquito de normas, y un asunto entre manos que marca tendencia. Su colaboración con Vogue en septiembre romperá las costuras de la moda con una selección royal de las 15 mujeres que están cambiando el mundo, a cargo de Megan Markle. Pinta que va a sorprendernos al ver entre las personalidades, junto a Michelle Obama, a Jane Fonda, Greta Thunberg o Chimamanda Ngozi Adichie. Pero la entrevista de Harry a Jane Goodall promete ser la delicatesen del número especial de Vogue. El germen de la primatóloga y mensajera de la paz que no para tres días en un lugar por educar en el futuro del mundo, esa Jane pionera que creció en la copa de su árbol favorito devorando libros, que no planeó casarse ni tener hijos, sino cumplir su sueño de vivir en lo salvaje, nos despierta en un documental que emite Netflix. Ahora que los ángeles de Victoria’s Secret pliegan las alas, la que fue chica de portada en National Geographic en el 62 («Atractiva señorita convive con chimpancés» fue uno de los titulares del momento en prensa) es un buen ejemplo hacia el que girar el foco. Bailando sola, o con Harry, Jane Goodall invita a redescubrir el paraíso real de la naturaleza, también con su lado hostil, con sus sombras, un beautiful way of life en el que lo valiente es lo más bonito.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Cuando Harry encontró a Jane