Alén maio


El instituto Torrente Ballester de Pontevedra celebró una reunión con las familias de los alumnos de 2.º de bachillerato con el poético título Alén maio. Me llegó al corazón. En mi casa dos veces hemos pasado por esa fase en la que los padres no sabemos si abrazar fuerte a nuestros hijos o darles una patada. En días maravillosos como los que estamos viviendo, radiantes y llenos de luz, los vemos encerrados sin un minuto para levantar la vista y es imposible no sentir lástima. No volverán a tener diecisiete años, pero la mayoría apenas ha podido disfrutar de esta edad en la que todo son promesas. Claro que enseguida llegan las malas contestaciones, las exigencias, los reproches y el desorden (¿cómo pueden estudiar con ese desorden?) y entonces lo único que queremos es que aprueben y se marchen de casa.

 Es un momento difícil. No pueden escuchar que a veces lo malo es bueno, y viceversa. Que entrar en la carrera que quieren puede ser una bendición o una caída al vacío sin asideros; que quedarse a las puertas de algo nos ayuda a ser más fuertes. Pero aún no están preparados para oír eso, así que tenemos que conformarnos con un «aprieta los dientes y aguanta». Ya llegará mayo. Ya pasará mayo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Alén maio