La vida de Pi


Buscando documentación para esta columna tropecé con un email cuyo encabezado era «Material multimedia sobre la vuelta a la vida social de Mario Vaquerizo», y tuve que hacer verdaderos esfuerzos por hallar otro tema mejor que las tribulaciones del marido de Alaska, Nancy Anoréxica y flamante embajador de una marca de champú de cuyo nombre no quiero acordarme.

Afortunadamente, haciendo scroll encontré otro correo que me informaba de que hoy, 14 de marzo, se celebra en todo el orbe el Día del número Pi. En La Voz nos propusimos una vez contar todos los «Días Mundiales de...» que hay a lo largo del año y tuvimos que abandonar porque no dábamos abasto, pero la de hoy no es una efeméride cualquiera. Pi, el resultado que se obtiene al dividir la longitud de una circunferencia por su diámetro, es uno de los números más estudiados en aritmética y tiene aplicaciones en áreas como la ingeniería, la física y por supuesto las matemáticas. Con él se resuelven ecuaciones y se calculan circunferencias, áreas de círculos, volumen de esferas y cilindros...

El número Pi forma parte de los procesos para ubicar un objeto o persona en un mapa usando tecnología GPS, y, en los relojes de péndulo, la fórmula matemática del tiempo que le toma al peso oscilar de un lado a otro está basada en él. Además, la NASA toma 16 dígitos de Pi para calcular posiciones exactas, y en los vuelos de larga distancia, en los que los aviones hacen un trazado en forma de arco de un círculo, la ruta se calcula haciendo uso del número Pi para optimizar el trayecto y el combustible.

El símbolo con el que se representa es la decimosexta letra del alfabeto griego y, también en ese idioma, la primera letra de la palabra ‘periphereia’ (perímetro). El matemático galés William Jones fue el primero que propuso su uso en 1706. La elección de la fecha de celebración no es casual, ya que responde a la forma en la que se escribe el mes y el día (3/14) en Estados Unidos y juega con la unidad y los dos decimales más conocidos de Pi (3,14). Pero, como todo el mundo sabe, Pi es una constante infinita y un indio, Suresh Kumar Sharma, tiene el récord de memorización de decimales del número Pi: 70.030, que tardó en recitar más de 24 horas. Es solo una curiosidad del Guinness, pero más interesante que las vicisitudes de Mario Vaquerizo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

La vida de Pi