Amarillo de cadmio


El cadmio (Cd) es el elemento químico número 48 de la tabla periódica. El amarillo de cadmio fue descubierto en Alemania en 1817 por Friedrich Stromeyer. Su uso en pintura se extendió a partir de 1849 cuando se fabricó en grandes cantidades. El pigmento amarillo de cadmio está formado por cristales mixtos de sulfuro de cadmio y sulfuro de zinc. Dependiendo del tamaño de las partículas y de las impurezas, el pigmento de cadmio puede variar su color desde el anaranjado al rojo, pasado por el amarillo limón.

Las pinturas al óleo y las acuarelas de mayor calidad contienen sulfuro de cadmio puro en su color amarillo. El amarillo de cadmio lo han usado pintores famosos: Munch en El grito, Van Gogh en Los girasoles, Matisse en La alegría de vivir, etcétera. La química, benefactora del arte.

El problema de estos pigmentos es que, con el paso del tiempo, por acción de la luz, el aire y la humedad se deterioran alterando el colorido de las obras de arte (el amarillo tiende a convertirse en blanco). El proceso de alteración se ha estudiado hace poco en el Laboratorio Europeo de Radiación Sincrotrón (ESRF), situado en Grenoble, considerado el emisor de rayos X con mayor intensidad del mundo. A partir de ahí se tratará de resolver el problema del deterioro creando el entorno idóneo.

El amarillo de los independentistas catalanes está lejos de la calidad del de cadmio. Puede deberse al amarillo azoico sintético.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Amarillo de cadmio