Juntos somos más


Estamos de acuerdo en que Nicolás Maduro es un tirano que llevó a Venezuela a la ruina. Suspendió la Asamblea Nacional, no respeta la Constitución, manipula la Justicia y se deshace de los díscolos. Y lo estamos también en que tendrá que dar cuenta de sus atrocidades.

 Pero, aun conviniendo en esto, es difícil comprender el irresponsable y demagógico papel que realiza la oposición política española intentando que el nuestro fuera el único país de la UE en reconocer a Juan Guaidó. La imagen de los casados, los solteros y los arrimados, utilizando incluso el Parlamento, exigiendo tal reconocimiento resulta insólito. No tenemos constancia de que la oposición le haya exigido tal dislate a Merkel o a Macron. Si siempre apelamos a nuestro entorno, es ahí donde también tenemos que situar esta cuestión.

La política exterior de Sánchez es tan cuestionable como la interior. Pero ha actuado como debe de hacerlo un presidente responsable. Estableciendo un plazo, un ultimátum, para que Maduro convoque elecciones y aguardando por la decisión de sus socios; porque no sería consecuente desmarcarnos inicialmente, desautorizando la política exterior de la Unión Europea, para después solicitar su apoyo cuando nos atenazan conflictos internos.

Hay que tener reposo y saber que juntos somos más. Y que el disparate venezolano no se arregla caminando cada uno por un lado. Como buscan los insensatos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
22 votos
Comentarios

Juntos somos más