Cosas de la edad


No es una verdad científicamente demostrada que, como le soltó Carlos Baute a Marta Sánchez en su última visita a El hormiguero, las personas vayan perdiendo los filtros con la edad y tiendan a decir las cosas como son, sin andarse con tantos miramientos. Sea o no eso cierto, sí es verdad que resulta fácil admirar a esos dos señores mayores y sin filtros que ponen en pie El método Kominsky, una comedia que acaba de incorporarse al catálogo de Netflix salida directamente de la pluma de Chuck Lorre, creador de Dos hombres y medio y Big Bang Theory.

La serie, protagonizada por Michael Douglas y Alan Arkin, es una buddy movie en monodosis centrada en la camaradería de dos hombres de avanzada edad que se ven envejecer en un entorno como Hollywood, donde la eterna juventud se administra en sesiones de bótox. Mientras, ellos se enfrentan a la flaccidez y la fragilidad de la carne con una lucidez encomiable que se plasma en diálogos tan crueles como verosímiles y divertidos. El eje de sus capítulos es el protagonismo compartido de Douglas, como veterano galán, y Arkin, como el escéptico y abatido Normal Newlander. Si algo le falta para encontrar la fórmula perfecta es hacer que todo lo demás, desde las tramas de sus respectivas hijas a las relaciones con las mujeres, deje de estar en un segundo plano casi decorativo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Cosas de la edad