Colau ya estuvo allí


El afán de protagonismo de Ada Colau es imbatible. Es la Belén Esteban de la política. Ayer solo le discutía el reinado en las redes Abel Caballero, otro campeón de las declaraciones sin precedentes. Pero, reconociéndole a Abel sus luces, Ada Colau juega en otra Liga a la hora de posicionarse con titulares sorprendentes, siempre pegados a la actualidad. A Ada Colau ya le pasó todo. La alcaldesa ya estuvo allí. Si se habla de alquileres caros, a ella también le subieron el piso. Es una ciudadana más que sufre. Da igual cuál sea el asunto. Ayer no lo dudó una vez más y sorprendió a todos cuando desveló que a ella también le ofrecieron acabar de forma «fácil» Filosofía. No podía quedarse fuera de foco en los másteres del Universo y las tesis. Y, según detalló, fue una «alta directiva de una gran multinacional» quien la tentó con el agasajo académico. Por supuesto, de momento, Ada no piensa denunciar ni dar el nombre ni explicar más. Pero consiguió lo que quería: posicionarse en las carreras. Estar, como decía el ilustre columnista, en el «cogollo del meollo del bollo». Miles de tuiteros se lanzaron a imaginar que Ada Colau pisó la luna dos veces antes que Armstrong o que Dios le ofreció a ella las Tablas de la Ley antes que a Moisés. Poca gente sabe aún que el Obama presidente en realidad fue Ada Colau disfrazada. En efecto, el día que Cuéntame llegue a Ada Colau alcaldesa se acabará el mundo, España, Cataluña, Barcelona y Tabarnia. Todo junto. Es la vara mágica de Ada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
38 votos
Comentarios

Colau ya estuvo allí