«El hormiguero», la película


La película con la que El hormiguero arranca cada temporada se ha convertido en un clásico que se pone en marcha con el curso televisivo. El corto de ficción de este año, un cruce apresurado entre Asesinato en el Orient Express y El tren del infierno, brindó una nueva oportunidad a Pablo Motos para poner las cartas sobre la mesa y presumir con una sonrisa a los cuatro vientos del extenso catálogo de famosos que ficharon en su plató en la temporada anterior. Además de participar en el espacio, charlar con Trancas y Barrancas y trastear con experimentos científicos, cada uno de los ilustres invitados deja de propina un pequeño cameo que se guarda para emitir después del verano en el montaje final.

Este lunes le advirtió a Penélope Cruz de que al finalizar la entrevista le pediría una pequeña colaboración que servirá para el nuevo cortometraje del próximo septiembre. En el primer episodio del programa que más minutos de oro acumula cada curso, presentador y actriz vapulearon a la prensa y a las noticias falsas, clamaron por la necesidad de contar con medios fiables y desmintieron algunos de los mitos que rodean a la actriz. Para acabar, Motos mostró un vídeo del «fantasma» que por las noches abre puertas y roba cosas en los estudios de El hormiguero. Aseguró que era real. ¿O sería un recurso para ganar clics?

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

«El hormiguero», la película