El dolor es rentable


Da igual lo que pidan las víctimas. Sean las de O Marisquiño, las del 17A y durante décadas las de ETA. El dolor y la tragedia resultan rentables para políticos desahuciados y fuerzas absolutamente desnortadas y dispuestas a echar mano de lo que sea con tan de hallar rentabilidad. Lo hicieron antes, lo hacen ahora, lo hacen en Italia, en Grecia, en EE.UU. e imagino que hasta en Palaos. Se ha generalizado esta forma de recurrir a la angustia de los demás en beneficio propio. Lo ocurrido ayer en Barcelona ha sido un ejemplo más dentro de un catálogo interminable de casos similares. Y eso que las víctimas habían pedido expresamente que no se utilizase el día como arma arrojadiza. Pero aun no nos habíamos repuesto del cruce de acusaciones por el derrumbe de Vigo y ya tuvimos que asistir a pancartas, lazos amarillos, referencias a los «injustamente encarcelados», a concentraciones de apoyo a reclusos, a adhesiones a los «compañeros y amigos» del ordenanza Torra que boicotearon el acto en honor de los muertos; a críticas al presidente Sánchez, a desfiles provocativos y a desplantes disimulados. Unos y otros están tan obsesionados con lograr lo imposible que no reparan en utilizar lo que sea con tal de hacerse ver. Lo importante es saber que la amenaza terrorista nos sigue acechando. Lo importante es saber que la Policía y los mossos siguen sin intercambiar información. Lo importante es remediar la descoordinación del día del atentado. Lo importante es conocer a dónde fueron a parar los avisos de la CIA. Y lo importante es evitar que las víctimas se sientan solas y desatendidas. Pero, por lo visto, eso no debe de ser muy rentable electoralmente porque nadie dedica el mínimo esfuerzo a ello. Nos acostumbramos a que utilizar la desgracia y la pesadumbre les resulte rentable. Decía Fénelon que el que no ha sufrido el dolor no conoce a los hombres, ni se conoce a sí mismo. Y eso es lo que les ocurre; que son insensibles a cualquier tragedia. Aunque saben bien cómo hacerlas rentables. La RAE define perfectamente al que intenta sacar partido de las desgracias ajenas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
23 votos
Comentarios

El dolor es rentable