Vamos a ser amigos


El traslado de independentistas presos a cárceles catalanas está siendo interpretado de muy diferente forma. Para unos es una clara cesión del presidente Sánchez a los apoyos soberanistas para cerrar su llegada a la Moncloa y para otros, una decisión de lo más habitual en reclusos preventivos. Pero en lo que todos estamos de acuerdo es que la llegada hoy mismo a Cataluña de Junqueras, Romeva, Jordi Sánchez, Cuixart, Bassa y Forcadell, y las próximas de Forn, Turull y Rull, hay que enmarcarlas en ese empeño del Gobierno de rebajar la tensión de cara a la entrevista del próximo lunes de Sánchez y Torra.

Hace días ya que la ministra de Justicia aseguró que «hay que desinflamar la relación con Cataluña y evitar más dolor». Y en esto estamos. El Gobierno de Sánchez entró en una etapa en la que no quiere molestar, mientras los ciudadanos asistimos, en ocasiones con rabia, a bravatas como la payasada de Washington o el acuerdo para desobedecer al TC, por citar solo dos.

En todo conflicto, en toda confrontación, ha de haber un periodo de relajación para que en la negociación las partes no lleven la mochila con reproches y quejas. Y esto el presidente Sánchez lo cumple a rajatabla. Poco va a poder echarle en cara Torra, pero tengo serias dudas de que el comportamiento del Govern esté a la altura. Porque da la impresión de que los soberanistas entienden como una victoria el acercamiento de los presos; que Torra, siguiendo las consignas del huido Puchi, mantiene la línea de confrontación y que todo esto puede ser una disculpa para agitar la calle en busca de nuevas concesiones.

El acercamiento de los presos está más que justificado. Lo estaría solo como gratificación por ser los nueve que no se decidieron a huir de la Justicia y afrontan lo que les venga encima. No como los cobardes que huyeron para tratar de ser los héroes del procés desde la distancia. Pero aun siendo el acercamiento algo natural, legal sería también que acabasen en cárceles de Lanzarote. Y para que esto no ocurra, lo mejor es no pisarse la manguera. Así que vamos a ser amigos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

Vamos a ser amigos