¿Contratamos a Chicote?


Si algo huele mal hay que llamar a Chicote y enseguida encuentra el muerto en la nevera. Así que es mejor que no perdamos tiempo y nos rindamos a esa producida ficción que tanto aplauso ha encontrado entre el público. Nos gusta la gente que levanta la porquería y nos la muestra a la cara, sea de la manera que sea, aunque hay que reconocerle al chef de La Sexta que ha acertado de pleno con ese modo Mr. Proper de franqueza y campechanía que se gasta. Es un combinado que atrae. Por eso no sería extraño que su eficacia probada en la cocina empezase a extenderse a otras profesiones. Solo hace falta que alguien se aplique en la fórmula del algodón no engaña para que médicos, profesores, periodistas o empleados de la banca, tanto da el oficio, se encontrasen mañana mismo con un Chicote en la puerta. Eso sí sería un auténtico reality que las cadenas empezarían a explotar desde ya, sin necesidad de alimentar mucho el guion y sin tampoco tener que contratar a actores como gancho. Chicote entra mañana en su oficina con una cámara y no hay horas de televisión suficientes para contar todo lo que se sale del fogón, lo que arde por debajo y lo que cheira reseso. Así que si algo va mal y tienen pesadillas, llamen a Chicote, que en un pispás le saca el huevo podrido del horno y les queda todo limpio como una patena.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

¿Contratamos a Chicote?