Cataluña, lo primero


Lo primero es lo primero. Y lo primero es Cataluña. Para una gran parte de los españoles y para el Gobierno de Pedro Sánchez. Por eso en el primer Consejo de Ministros del «Gobierno Frankenstein», el acuerdo principal ha sido levantar parte del control previo de las finanzas de la Generalitat, que aunque la ministra portavoz vinculó con el 155 nada tiene que ver porque este perdió su vigencia con la toma de posesión de los consellers.

Sánchez llegó a la Moncloa, con su «harén de ministras», dispuesto a acabar con el enfrentamiento con el Govern que nos ha conducido en los últimos años a la situación de bloqueo y sinrazón en la que estamos. Y como recién llegado tenía la obligación de dar el primer paso porque, como ayer mismo señaló Miquel Iceta, hay que comenzar a establecer un clima de confianza que lleve a un diálogo razonable y productivo. Que no quiere decir a un entendimiento con acuerdo final.

Porque la postura del nuevo Gobierno de «feminismo cosmético» es clara. Lo dijo Borrell machaconamente y lo remachó ayer mismo la nueva ministra portavoz Isabel Celáa. «Constitución en una mano y diálogo en la otra», precisó.

Así pues, el primer paso para romper una larga etapa de desencuentros, alborotos y refriegas ya se ha dado, situando a Cataluña por delante de medidas de gran impacto social, de la reforma laboral o de la sanidad universal, que quedarán para mejor momento. Porque o se frena inmediatamente la situación de enfrentamiento a la que se había llegado o corremos el riesgo de que sea imposible una marcha atrás y una normalización de las relaciones.

¿Va a servir de algo la mano tendida de Sánchez y su «Gobierno de participantes en Supervivientes»? De nada a largo plazo. Lo sabemos. La independencia es el objetivo final que cada mañana nos recuerdan Puchi y Torra y todo el coro de supremacistas que los apoyan y que respaldan la revolución de los señoritos. Pero es trascendental, en el día a día, ir destensionando la situación porque la convivencia se hacía imposible. Sánchez y su «Gobierno de La isla de los famosos» está obligado a hacernos más llevadera la vida frente a los que se empeñaron en amargárnosla. Y eso pasa por arreglar Cataluña.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Cataluña, lo primero