Poco Estado y mucha patria

Albino Prada
Albino Prada CELTAS CORTOS

OPINIÓN

29 dic 2017 . Actualizado a las 08:19 h.

Vista la evasión de los muy ricos a sus paraísos fiscales o el cosmopolitismo apátrida de los grandes grupos de inversión globales, y certificada la ausencia de una alternativa internacionalista y solidaria (incluso en el seno de la Unión Europea), se venden a los ciudadanos salidas -incluso paraísos- nacionales y patrióticas que esconden otro tipo de intereses.

Así se explican, por ejemplo, el fenómeno que provocó la victoria de Donald Trump en Estados Unidos, el brexit y muchos otros. Y así se explica, como razonaré aquí, que la opción más votada en las recientes elecciones catalanas lo haya sido una patriótica española, mientras que la opción que liderará el Govern, la segunda más votada, sea patriótica catalana.

Dos ofertas de patriotismo que, además, tienen otro común denominador: que ambas son muy patrióticas pero con el menor Estado posible. Baste recordar que si una abandonó explícitamente la etiqueta socialdemócrata, para así embridar las demandas redistribuidoras crecientes en un Estado de bienestar español con parámetros homologados a la media europea, la otra ha sido toda una avanzadilla en la aplicación del austericidio neoliberal por la Generalitat.