Por respeto a las víctimas


Las autoridades políticas intentan pasar de puntillas, para no hurgar en la herida, sobre la falta de colaboración entre los cuerpos de seguridad. Pero por mucho que quieran ocultarlo, la realidad es la que es y no era más que cuestión de días que explotara. Y una vez asegurado lo prioritario, que era desarticular la célula yihadista para evitar nuevas acciones terroristas, es fundamental investigar a fondo qué ha fallado y depurar responsabilidades. Es lo mínimo exigible por un elemental respeto a las víctimas.

Los recelos, las trabas y la ocultación de información entre cuerpos de seguridad es un clásico y el pan nuestro de cada día. Y una vez ocurrida la tragedia, hay muchos intereses cruzados, los unos por cargar las culpas ajenas con ánimo de venganza, y los otros, por exculparse. Pero eso no puede ser una excusa. Hay que aclarar los fallos de inteligencia al no detectar las activades del imán ni del grupo durante meses; qué falló en la investigación de la explosión de Alcanar y si hubiera sido posible detener a los yihadistas antes de los atentados; y, finalmente, si las operaciones e investigaciones posteriores habrían sido más efectivas con la intervención de más fuerzas de seguridad, no solo los Mossos. Es obvio que ha habido fallos policiales que requerirán de un análisis técnico. Y ahora se trata de saber si son debidos a disfuncionalidades motivadas por intereses políticos. Porque si se concluye que los atentados podrían haber sido evitados con una coordinación que no ha existido por el interés de la Generalitat en hacer de los Mossos una estructura de Estado, como quieren considerarla, ¿cargarán los secesionistas sobre sus conciencias con el peso de la tragedia?

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Por respeto a las víctimas