Toballas y otras telas


Recientemente dimos noticia del escándalo con que se había recibido en las redes sociales la supuesta incorporación de algunas voces al Diccionario. El caso de toballa, variante de toalla hoy en desuso, es quizá el que tiene más tela que cortar. 

Las ediciones más modernas del Diccionario coinciden con Corominas en que el origen de toalla está en el antiguo tobaja/tovaja, que procedería a su vez del germánico thwahljô. Los documentos más añejos donde se habla de toallas recogen algunas variantes, que se amplían cuando no hallamos el texto original y las distintas ediciones de una obra ofrecen grafías diferentes. Así, las de las Cartas de relación (1519-1526) de Hernán Cortés emplean toualla -donde la u debe interpretarse como v-, toalha y toalla cuando se describe cómo vivía Moctezuma: «Y al principio y fin de la comida y cena, siempre le daban agua a manos y con la toalla que una vez se limpiaba nunca se limpiaba más».

En 1570, toalla aparece por primera vez en un diccionario, el Vocabulario de las dos lenguas toscana y castellana, de Cristóbal de las Casas. Por entonces ya se usaba toballa, que Covarrubias escribe con v. En su Tesoro de la lengua castellana o española, de 1611, dedica un artículo a tova (toba), «la que se cría en los dientes y gasta las encías; cáusase de no limpiar la boca después de comer, y lo que queda pegado del manjar, fomentado el anhélito causa la tova». Tras esta explicación sobre lo que hoy se conoce más como sarro, da una recomendación higiénica donde aparece la tovalla: «... y por eso es buena advertencia en acabando de comer, juntamente con lavarse las manos, enjuagarse la boca y enjugarla con el paño de manos, que por esa razón entiendo se llamó tovalla». Como etimologista nunca fue muy riguroso. En tovallas se enmienda: «Este vocablo es francés, dicho touaille à mains, id est, tobajas de manos, o paño de manos; por ventura del verbo touiller, que vale mezclar, porque las tales suelen ser de un lienzo crespo, diferente la trama de la urdimbre».

El tiempo ha ido dando sepultura a parientes de toalla como toalleta, tobelleta y toballeta, que eran las servilletas, y a otras formas de nombrar el lienzo con que nos secamos, como hazaleja y fazaleja. En retirada como nombre de toalla está paño de manos, cuyos equivalentes gallegos pano da man y pano da faldriqueira siguen vigentes para designar el pañuelo.

Votación
8 votos

Toballas y otras telas