La vía de Rajoy


A finales del año pasado, el casi siempre inoportuno José María Aznar pedía la convocatoria de un congreso del PP, que debía ser «abierto para que los militantes puedan definir el futuro de nuestro proyecto y elegir la dirección del partido». Ni siquiera Esperanza Aguirre le hizo caso, lo que dejaba claro cómo estaba el patio. Y es que Rajoy ya tenía, como dijo un dirigente regional, «el cariño, la consideración y el respeto del partido». El propio Rajoy se limitó a decir en aquel momento: «Sí, yo me presentaré». Y se presentó. Y ganó. Luego pasó lo que pasó y volvió a formar gobierno.

¿Qué gobierno? Como era de esperar, uno de composición fácilmente previsible y predecible. Una orquesta en la que todos entienden el lenguaje del presidente y saben descifrar sus signos. Porque Rajoy no es Fraga ni es Aznar, pero aprendió con ellos.

En agosto de 2008 entrevisté a Fraga en su último veraneo en Perbes. Acababa de participar activamente en el Congreso del PP en Valencia, que ganó Rajoy, y, como era lógico, le pregunté por él. «Rajoy -dijo Fraga- es un hombre trabajador y yo espero que sacará el partido adelante. En este momento desgraciadamente está trabajando a su favor un factor negativo, que es la crisis».

Los otros niegan que la haya, se niegan a usar esa palabra, están inventando toda clase de trapalladas, pero lo cierto es que los españoles viven cada día peor. Por desgracia, la crisis es mundial, no tiene fácil arreglo, pero negar la que tenemos, no hacer lo que hay que hacer y decir «yo no toco este o aquel gasto... Oiga usted, en la crisis se maneja como en la crisis. La gente se dio cuenta y cada vez están más nivelados los votos, y espero que pronto estarán rebasados». Tres años después el PP estaba en el Gobierno con Rajoy de presidente.

Digo esto para mostrar su vía política. Ha afrontado la crisis económica con medidas no siempre populares, pero no cayó en el error de disfrazar la realidad para que paguen la cuenta los siguientes. Quizá por ello sigue presidiendo el Gobierno y ya ha anunciado que se presentará a la reelección al frente del PP por cuarta vez. El hombre que según Angela Merkel tiene «la piel de elefante» está sorprendiendo a propios y extraños, también por su actitud negociadora.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos

La vía de Rajoy