Los Fahrenheit y el «brexit»


Los británicos nunca han estado del todo en la Unión Europea. Tampoco se irán del todo, pese al brexit. Pero seguirán siendo muy suyos.

Por ejemplo, en lo que se refiere a las escalas termométricas. Estas se establecen con relación a la fusión del hielo y la ebullición del agua (puntos fijos del termómetro). Cuando el hielo está fundiendo, la columna de mercurio alcanza una cierta altura, en la que se mantiene mientras dure la fusión y se le da el valor cero. Pero, como les decía a mis alumnos, los ingleses, que hablan raro, viven en una isla y circulan por la izquierda, le asignan el valor 32 (¿?). Cuando hierve el agua, la columna de mercurio se estabiliza a una altura a la que se asigna el valor 100. Pero los ingleses le asignan el valor 212 (¿?). El intervalo entre cero y 100, se divide en 100 partes iguales y cada una de ellas es un grado centígrado o Celsius (0 C). El intervalo entre 32 y 212, los ingleses lo dividen en 180 (¿?) partes iguales y, cada una de ellas es un grado Fahrenheit (0 F). Los ingleses nunca se han apeado de la escala Fahrenheit, frente a la Celsius, que usa el resto de Europa.

Otro tanto ha pasado con las unidades de otras magnitudes: los aviones siguen volando a un determinado número de pies. La longitud se mide en yardas, millas o pulgadas. La velocidad en millas/hora, el volumen en galones, etcétera.

Lo dicho, los británicos nunca han estado del todo en Europa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos

Los Fahrenheit y el «brexit»