La saga/fuga del PP


En la espléndida novela del ferrolano Torrente Ballester La saga/fuga de J. B., la acción se desarrolla en la ciudad de Castroforte de Baralla, que no tiene ubicación geográfica porque levita en una nube. Pues esa es, más o menos, la fórmula de realismo mágico -en versión cutre- que utiliza el Partido Popular para hablar de la recuperación económica. El discurso oficial es triunfalista hasta la obscenidad: España, gracias a Rajoy, es el país de la Unión Europea que más crece y en el que más empleo se crea, pero? El pero se presenta cuando el PP intenta compatibilizar este discurso de autobombo con la crítica sin matices a las comunidades autónomas y ayuntamientos gobernados por el resto de fuerzas políticas, porque incurre en una contradicción tan absoluta como insalvable.

El Partido Popular dice que España va bien, pero Cataluña va mal por el desgobierno de la Generalitat; Andalucía también porque la Junta es corrupta e incompetente; lo mismo, por una u otra razón, Asturias, Castilla-La Mancha, Cantabria, Extremadura, Canarias, Navarra, el País Vasco, Baleares, Aragón o la Comunidad Valenciana, que por culpa de sus Gobiernos ni crecen ni crean empleo.

Si este discurso fuese cierto, la recuperación económica se estaría produciendo casi exclusivamente en la Comunidad de Madrid y en Galicia. Pero tampoco porque, según el PP, el Gobierno municipal de Manuela Carmena expulsa a los inversores privados, provocando el declive de la ciudad. Así que toda la generación de riqueza de los años de Gobierno de Rajoy debe de estar concentrada en Alcorcón -que es el municipio madrileño más populoso gobernado por el PP en Madrid- y en Galicia.

Y tampoco aquí está claro en dónde, porque el presidente Feijoo aplica el mismo ejercicio de ficción: gracias a su gestión, Galicia va muy bien. Pero no se puede decir lo mismo de A Coruña, Santiago y Ferrol por culpa de las Mareas, de Vigo y Lugo por culpa del PSOE o de Pontevedra por culpa del BNG. Así que deben de ser Alcorcón y Ourense los territorios donde se localiza el millón de empleos que, según Fátima Báñez, creó el Gobierno del PP en estos años.

El realismo mágico es un recurso válido en la literatura, pero en la gestión pública solo valen los datos objetivos y, cuando se analizan, resulta que el relato del PP sobre la supuesta catástrofe de gestión en los ayuntamientos del cambio es un cuento chino. Dos ejemplos. En el año que lleva en el Gobierno la Marea, en la ciudad de A Coruña (los datos están disponibles en la web del Instituto Galego de Estatística), el número de personas trabajando afiliadas a la Seguridad Social aumentó el 1,6 %, por encima del 1,4 % de subida en el conjunto de Galicia. Y en el ayuntamiento de Madrid, el paro registrado se redujo el 8 % desde que gobierna Carmena, la misma cifra que la media de la comunidad y mejor que la media del conjunto de España.

Estamos en tiempo de elecciones y los que nos gobiernan van a utilizar el realismo mágico, los cuentos chinos y las promesas electorales para intentar que a la hora de votar nos olvidemos de la cruda realidad en la que vivimos desde hace ya siete larguísimos años.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
33 votos

La saga/fuga del PP