Aznar se va a Ciudadanos


El mayor adversario de Mariano Rajoy para el 20D no es Albert Rivera, ni Pedro Sánchez; ni Pablo Iglesias, claro. Es el presidente de honor de su partido, José María Aznar, que fue quien lo señaló digitalmente para la sucesión y quien de un tiempo a esta parte se empeña en ponerle las cosas difíciles. Aznar dedica su vida a afear la conducta a los populares, hasta el punto de que sus críticas y propuestas coinciden plenamente con las de Ciudadanos.

Uno puede tener un mal día y hacer un comentario desafortunado; incluso Aznar. Dos días ya son preocupantes, pero tres o más comentarios crueles contra el candidato popular es una estrategia. Aznar se ha erigido en Pepito Grillo como si él no tuviese nada que ver con la situación actual de España y no hubiese dejado un país con todos sus caminos minados. Porque gran parte de las debilidades españolas actuales proceden de su etapa de burbujas, corrupción, falsa riqueza y guerras ilegales. Y él lo sabe.

Y pese a ello, Aznar se nos ha ido a Ciudadanos. Utiliza su argumentario. Sus planteamientos coinciden con los de Albert Rivera. Asegura que al PP le roban el espacio. Como Rivera. Que el PP puede ser devorado por Ciudadanos. Como Rivera. Que Ciudadanos crece de forma imparable. Como Rivera. Y que acabará liderando el centro derecha. Como Rivera. No parece que Aznar aspire a una rectificación de las políticas de Rajoy; de ser así se lo comentaría en privado, como le recomendó el propio presidente. Lo que ambiciona es humillarlo, despreciarlo, desautorizarlo, avergonzarlo. Derrotarlo. Lo mismo que pretende Albert Rivera.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
40 votos

Aznar se va a Ciudadanos