El 3 %, en el ADN


Parece comprobado y confirmado que lo del 3 % forma parte de la identidad nacional catalana de los dirigentes y de una gran parte de sus palmeros. Era, y no sabemos si sigue siendo, tan evidente como que los gallegos somos riquiños; los andaluces, graciosos y los vascos, tan exagerados como los aragoneses. Lo llevamos en el ADN, como parte de los independentistas catalanes llevan lo del 3 % y no la independencia, que es un invento del predicador Mas.

Los periódicos, las radios y las televisiones se han hartado de mostrar facturas y papeles en los que recogían las mordidas de los patriotas catalanes. También declaraciones de los paganos. Y reconocimientos explícitos de enriquecimiento. Lo sabemos todo y muchos ni se han atrevido a negarlo.

Por eso sorprende que la campaña electoral se iniciara sin que nadie haya hecho mención a tan importante rasgo de identidad. Un país que reprocha la destrucción de los discos duros y el papel de los tesoreros; el enriquecimiento en los cursos de formación y que despellejó a Monedero, ve cómo no se aborda el ADN del 3 % de políticos independentistas catalanes. Y es que les están dando demasiada ventaja.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos

El 3 %, en el ADN