Fármacos y hepatitis C


En septiembre del 2014 Ana Mato anunciaba en Santiago haber llegado a un acuerdo con el laboratorio que fabrica el Sovaldi, uno de los nuevos fármacos contra la hepatitis C. Han pasado más de cinco meses y decenas de anuncios. Que todos los enfermos tendrán el tratamiento. Que ninguno de los pacientes que cumpla los criterios clínicos se quedará sin él. Que se ampliarán los requisitos para que accedan más afectados. Que la autorización será rápida. Compromisos dirigidos a un colectivo cuya vida en algunos casos se resume en meses o semanas. Ayer hubo uno más. 727 millones de euros en toda España para tratar a 52.000 pacientes. En realidad no debería haber ni un solo anuncio. Si algo entiende la población es que sus impuestos se destinen a pagar los medicamentos que curan una enfermedad mortal. Cuando los afectados dejen de protestar se habrán cumplido los objetivos. Nadie sale a la calle por un medicamento que no necesita.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
35 votos

Fármacos y hepatitis C