El Waterloo de Orozco


En la guerra de la basura que libra en Lugo una empresa con sus trabajadores se han tomado más de cien mil rehenes, todos inocentes, entre vecinos y turistas. Si algo ha quedado claro es que a ninguno de los bandos les importan un bledo los ciudadanos. Al que sí debería afectarle lo mal que lo están pasando es al alcalde, José López Orozco, quien, quizás por andar metido en otras batallas -como contestar sistemáticamente a todos los autos de la jueza de la Pokémon-, es incapaz de reaccionar con solvencia ante un problema en el que un alcalde tiene que demostrar que los ciudadanos acertaron al elegirlo. Sucede lo contrario. Basta recordar que aún la semana pasada presumía de que hay más turistas en Lugo con la huelga que sin ella... Ahora, dedica el tiempo a desdecirse. Cada día que pasa, y son ya 57 con este problema sanitario y ciudadano de primer nivel, el paro de la limpieza está más cerca de convertirse en el Waterloo de Orozco. Obviamente, la historia no parece estar reservándole el papel de duque de Wellington.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

El Waterloo de Orozco