La Yihad ataca a Israel


¿Olvidado? ¡Ya nos gustaría! No habría mejor noticia, pero lo cierto es que, como un cáncer insidioso, solo da pequeñas treguas antes de reactivarse con virulencia. Sin cura posible, al menos de momento, permanece latente, carcomiendo las entrañas, condicionando el presente y oscureciendo el futuro, manteniendo vivo el dolor del pasado. Así, por enésima vez, se han reactivado los ataques y contraataques entre israelíes y palestinos, o lo que es lo mismo, tras el lanzamiento de cien cohetes por parte de la Yihad Islámica, la fuerza aérea israelí ha llevado a cabo varias batidas militares.

Sorprende en cierta medida que, desde el alto al fuego del 2012, se produzca este ataque masivo desde suelo palestino. Sin embargo, hay que entender esta actuación como una válvula de escape permitida por Hamás cuando el nivel de su popularidad es el más bajo de su historia. Según una encuesta interna, la aprobación social en diciembre de 2013 era del 29 %, frente al 55 % del año anterior. Y es que la crisis económica está logrando lo que hace menos de un año parecía imposible. El bloqueo económico de Israel, unido al cierre de los túneles por los que la franja de Gaza comerciaba con Egipto, han supuesto la sequía de las arcas estatales con el consiguiente retraso cuando no imposibilidad de pago de los salarios a los funcionarios. El derrocamiento del afín régimen de los Hermanos Musulmanes en Egipto ha cerrado el grifo del combustible barato, aumentando los cortes eléctricos y empeorando sus ya difíciles condiciones de vida, mientras en Cisjordania se negocia la paz. Triste que, para distraer a los gazatíes de sus penurias, Hamás haya recurrido, otra vez, a la pirotecnia de la Yihad Islámica.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
33 votos

La Yihad ataca a Israel