Madonna ¿eterna?


No es este un artículo religioso. Hablamos de otra Madonna, de la cantante, que es eterna en la lista de ricos y famosos. Pasan los años y Madonna sigue ahí, like a virgin. Como era: algo tiene que cambiar, para que nada cambie en realidad. O algo así. Cito de memoria sin googlear. La revista Forbes lo ha vuelto a decir: a sus 55 años, la cantante rubia, la reina del pop, se coronó este año como la más rica entre los artistas. Madonna facturó una fortuna de 93,5 millones de euros. Primer puesto absoluto. Su gira mundial, con esas mayúsculas abreviadas, MDNA, tuvo la culpa. Arrasó allá adonde fue. En la cuenta también sumaron ventas de ropa, fragancias y accesorios, como a Cristiano (seguimos sin hablar de religión) también le suman los anuncios de calzoncillos o bancos. Nada cambia en lo más alto. El dinero llama al dinero. La fama persigue a la fama. Pero seguro que tienen la misma curiosidad que yo: ¿Quién fue el segundo en vender más? Sorpresa: no es Lady Gaga, que con gira incluida apenas ocupó el décimo lugar. Todavía hay divas y divas. El segundo que se forró en el último curso es un hombre y no canta. Hace cine. Es Steven Spielberg, que liquidó de septiembre del 2012 a junio del 13 apenas una montaña de 75 millones de euros. Y, aunque el éxito de Lincoln influyó, Spielberg hizo la pasta con sus películas antiguas, con ET y Jurassic Park. Clásicos mandan.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos

Madonna ¿eterna?