Claves del golpe en Egipto


Lo acontecido el miércoles en Egipto ha sido un golpe de Estado orquestado por el Ejército y la coalición opositora al partido Justicia y Libertad, brazo político de los Hermanos Musulmanes. ¿Cómo es posible que, con el respaldo del 37,5 % de los votos en las elecciones y el apoyo del otro 27,8 % obtenido por los salafistas -conglomerado político?religioso para el retorno al Islam más puro-, es decir el 65 % de los escaños, haya una rebelión en su contra? La victoria del islamismo político coaligado para el primer gobierno democrático del Egipto contemporáneo no fue un convencimiento de sus votantes, sino de la división y falta de organización política tras la marcha de Mubarak -más de 35 partidos -. La revolución del 2011 no fue apoyada por islamistas hasta que triunfó, por lo que su éxito electoral posterior fue considerado una apropiación ilegítima. Y aunque Mursi era el presidente, las decisiones las tomaba Mohamed Badie, guía supremo de los Hermanos Musulmanes, oscuro personaje no elegido por los egipcios, con el objetivo de colocar a sus afines, dando rienda suelta a los elementos para amedrentar a la población. Y la división social por la crisis política y económica amenazaba con llevar a la guerra civil si no se actuaba y ello solo era posible bajo la tutela del Ejército.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
23 votos

Claves del golpe en Egipto