«Slimming»


La moda de empapar un tampón en vodka, ginebra, tequila o whisky e introducirlo en la vagina (en el caso de las chicas) o en el ano (si se trata de un varón) ya ha llegado a Galicia. Es la borrachera exprés. Esta práctica permite colocarse muy rápidamente. De hecho la borrachera sube hasta 20 veces más rápido, ya que el alcohol es absorbido directamente por la sangre, sin pasar por el hígado. En su uso parece que predominan las chicas, incluso de solo 13 o 14 años. Aparte de resultar dañadas las paredes vaginales y del riesgo de infección grave, esta práctica puede provocar fácilmente un coma etílico. A su lado, el botellón casi es una práctica infantil e inocua? Tremendo.

Asusta conocer estos y otros datos que van en la misma línea: una parte importante de nuestros adolescentes y jóvenes tienen como objetivo para el fin de semana, colocarse; cuanto más rápido, más barato y más novedoso sea el procedimiento, tanto mejor. Algo estaremos haciendo mal los adultos cuando suceden estas cosas. No se trata de sacar leyes y prohibir; esto vale de bien poco, como todo el mundo sabe.

Se trata de educar. Los padres no son los colegas de sus hijos, ni pueden reírle todas las gracias a sus niños desde pequeñitos, ni pueden exigir a los profesores responsabilidades de las que ellos han dimitido, ni desautorizarlos. Repito: se trata de educar. Y añado: en valores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
42 votos
Tags

«Slimming»