Marines

Fernanda Tabarés
Fernanda Tabarés OTRAS LETRAS

OPINIÓN

15 ene 2012 . Actualizado a las 14:21 h.

Tercer batallón, segundo regimiento del cuerpo de Marines de los Estados Unidos. Si se es una analfabeta militar, la descripción evita la realidad y se enriquece de toda la propaganda con la que el cine norteamericano ha moldeado la imagen de sus soldados. A estas alturas de Hollywood, se supone que un marine debe de ser un cruce entre Bruce Willis y su exmujer. Tipos duros cuyas tribulaciones merodean entre el deber y la justicia, pero que al fin forman parte de un Ejército encargado de blindar al mejor país del mundo y a la mejor forma de vivir. O eso creen ellos. Cierto es que hay rendijas de realidad desteñidas de cualquier complacencia, bombazos como Apocalypse Now que ponen las cosas en su sitio. Pero no desdeñemos el poder constructor de la propaganda. Y en esto sabemos quiénes son los mejores. ¿O acaso visualizamos a un legionario francés? ¿Y a uno español? A este último quizás sí, pero enseguida aparece la cabra.

Así que a lo del tercer batallón, segundo regimiento del cuerpo de Marines de los Estados Unidos le faltan las cornetas y una plano secuencia de unos fornidos cachalotes con el pelo al uno recorriendo las instalaciones del cuartel general de Norfolk. Pero claro, esto es en las películas baratas. Cuando desaparece el glamur de los uniformes, hay marines que orinan sobre los cadáveres de sus enemigos, que vejan al contrario en Abu Ghraib, que custodian un campo de concentración llamado Guantánamo, está la matanza de Faluya y las equivocaciones mortales contra civiles en Irak. Por poner ejemplos recientes. La lista es larga y es fácil acceder a ella. Solo hay que sacudirse el celuloide que nos ciega.