Tesco: isla de empleo en un mar de paro

La principal cadena británica de supermercados anunció que creará 16.000 nuevos trabajos fijos. Buena parte de ellos los cubrirán los contratados durante la pandemia


«En la crisis, se consciente del peligro, pero reconoce la oportunidad». Esta frase del expresidente estadounidense, John F. Kennedy, parece guiar los pasos de Tesco, la principal cadena británica de supermercados, la cual ha eludido los lúgubres pronósticos económicos y ha anunciado que creará 16.000 nuevos puestos de trabajo permanentes en el Reino Unido, para atender su negocio on-line.

El anuncio ha sorprendido a más de uno, pues ya se ha vuelto habitual que a diario distintas compañías anticipen drásticos recortes en sus plantillas. Solo días antes, los emblemáticos almacenes Mark & Spencer, también propietarios de una red de supermercados, anunciaron que despedirían a 7.000 de sus trabajadores; el 10 % del total, en un intento por ajustar sus cuentas tras la caída en las ventas registrada durante el confinamiento.

¿Pero por qué Tesco se ha vuelto la excepción? Durante la pandemia los supermercados no cerraron sus puertas y además registraron un récord de ventas, superando incluso a los datos de la temporada navideña. Pero en el caso de Tesco solamente sus tiendas físicas ganaron más sino que su división de ventas por Internet experimentó un bum sorprendente y casi duplicó su volumen de negocios, al pasar del 9 % al 16 % del total de la facturación de la compañía. La empresa prevé que su negocio on-line le reportará ingresos por 5.500 millones de libras (6.097 millones de euros) frente a los 3.300 millones de libras (3.658 millones de euros) de un año antes.

Antes de la aparición del covid-19 unas 600.000 personas semanalmente hacían la compra a través de la web de Tesco, pero ahora ese número supera 1,5 millones, informó la compañía.

Una gota contra un incendio

Durante el confinamiento, Tesco, como el resto de los supermercados, debieron realizar contrataciones adicionales y temporales para poder hacer frente a la avalancha de consumidores. Solo esta cadena empleó 4.000 personas, las cuales tendrán prioridad para hacerse con alguno de los nuevos contratos fijos.

La empresa, que en el 2019 celebró su centenario y que es considerada la cuarta minorista más grande del mundo, ha informado que el grueso de los nuevos puestos (10.000) estarán en el área encargada de recibir y preparar los pedidos que los clientes hagan por Internet, mientras que unos 3.000 se harán cargo del reparto. En la actualidad, la plantilla de la empresa alcanza las 320.000 personas en el Reino Unido e Irlanda, informó el diario Financial Times.

Pero Tesco no es la única compañía que ampliará personal. Días antes el gigante estadounidense de las compras on-line, Amazon, reveló que el nuevo depósito que está construyendo en Nottinghamshire, al norte de Inglaterra, podría crear entre 1.000 y 1.800 nuevos empleos.

Las noticias, aunque positivas, parecen más bien anecdóticas. Desde el estallido de la pandemia, en marzo pasado, el Reino Unido ha perdido 750.000 puestos de trabajo y muchos economistas dan por hecho que a finales del año, cuando finalice el programa mediante el cual Gobierno paga el 80 % de los salarios a los empleados que aún no han vuelto al trabajo, la cifra superará los 2.000.000, es decir un 11%.

Esta misma semana la Confederación Británica de la Industria (CBI, por sus siglas en inglés) informó de que el sector del comercio está destruyendo puestos de trabajo a unos niveles no vistos desde la crisis financiera del 2009. Por otra parte, el número de clientes que acuden a las tienda de retail es un 61 % inferior al mismo período del año anterior.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Tesco: isla de empleo en un mar de paro