La barra libre de datos se acerca a su fin: la era de la privacidad ya está aquí

La recogida y uso de la información personal necesita un nuevo orden regulatorio. Europa lidera una batalla de carácter global que, más pronto que tarde, implicará al conjunto de los ciudadanos


Redacción / La Voz

En el 2013, la popular serie de tintes distópicos Black Mirror llevó a las pantallas un tema que para muchos se antojaba surrealista. En el capítulo Ahora mismo vuelvo, la protagonista encargaba una recreación virtual de su pareja, que había fallecido en un accidente de tráfico. La empresa que distribuía estas réplicas utilizaba todos los datos almacenados de esa persona (mensajes de redes sociales, correos electrónicos, vídeos...) y conseguía recrear de forma casi exacta sus expresiones y recuerdos. Lo que para el guionista fue en su momento pura ficción, ya se ha hecho realidad. La semana pasada daba la vuelta al mundo un vídeo en el que una madre se reencontraba a través de la realidad virtual con su hija fallecida hace cuatro años valiéndose para ello de unas gafas especiales y unos guantes táctiles. Y aunque se trate de un caso extremo, esto no hace más que revelar la dimensión que puede alcanzar la recopilación de nuestros datos, incluso más allá de la muerte, y la velocidad a la que avanzan las tecnologías implicadas. 

Gracias por leer La Voz de Galicia

NO TE QUEDES SOLO
CON LOS TITULARES
WEB+APP SIN LÍMITES
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
4,95 € /mes
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
VERSIÓN PDF
Accede a todas las noticias de la web y la app, lee en PDF el periódico diario y las revistas YES, Mujer Hoy y XL Semanal, y consulta la hemeroteca
9,95 € /mes
Suscríbete
Sin compromiso de permanencia

La barra libre de datos se acerca a su fin: la era de la privacidad ya está aquí