El sistema de pensiones de Japón pide oxígeno

María Puerto TOKIO / LA VOZ

MERCADOS

FRANCK ROBICHON

El envejecimiento de la población pone en duda la viabilidad del modelo Un informe dice que cada jubilado precisará 164.000 euros de ahorros propios para completar su prestación

21 jul 2019 . Actualizado a las 05:14 h.

El envejecimiento de la población en Japón pone en peligro el sistema de pensiones. Un informe advierte de que el modelo no es sostenible y los jubilados necesitarán una media de 164.000 euros de ahorros propios para completar sus prestaciones públicas. La longevidad de los japoneses y el desplome de la natalidad son una combinación letal para sostener los pagos.

El informe del Consejo del Sistema Financiero alerta de la brecha entre los ingresos de los jubilados y los gastos. Lo muestra de forma gráfica con una proyección que contempla los ingresos por pensiones públicas y complementos privados de una pareja media de jubilados y lo contrapone a los gastos en manutención, vivienda y asistencia sanitaria que tendrán durante los treinta años que les quedan de vida. El resultado es desolador, ya que necesitarán de una importante capacidad de ahorro, unos 20.000 millones de yenes (164.000 euros), para mantener su nivel de vida. Y la cifra, evidentemente, no está al alcance de la mayoría.

Los japoneses se jubilan a los 65 años y cobran una pensión media de 150.000 yenes (1.233 euros), a todas luces insuficiente para llevar una vida cómoda. Se calcula que el 20 % viven en la pobreza relativa. Es frecuente que la jubilación se complemente con otros trabajos y esa es la razón, por ejemplo, de que la mayoría de los taxistas sean personas mayores.