«Es una revolución como en su día lo fue la imprenta»


Redacción / La Voz

La patronal que aúna a buena parte de las principales superficies españolas no es ajena al reto del comercio electrónico, que centró una de sus últimas jornadas de innovación.

-¿Qué porcentaje de la facturación suponen las ventas en línea?

-Los datos a veces difieren en función del estudio, del operador y del territorio analizado. En todo caso, no son todavía porcentajes significativos. La media del 2017 está en un 1 o 2%. La mayor parte de la compra se sigue realizando a través del canal físico. En España, y en Galicia en particular, tenemos una red de tiendas muy importante. Hasta en las localidades más pequeñas el consumidor tiene acceso a un supermercado.

-¿Vamos a cola de Europa en la aplicación de nuevas tecnologías?

-El nivel del desarrollo tecnológico de España es uno de los mayores de los países de su entorno. En cada hogar hay una media de seis pantallas. Lo que sucede es que la necesidad de compra la puedes satisfacer a través del canal físico. Son tiendas cada vez más atractivas, con mayor oferta de productos frescos. La parte más penosa sigue siendo el transporte, cómo llega a casa ese pedido. Tanto si se hace en la tienda como vía online.

-¿Las grandes distribuidoras se están poniendo las pilas?

-Siempre. Por ejemplo, se están desarrollando aplicaciones para comprar a través del teléfono o del ordenador. Es un mercado muy competitivo. El consumidor puede cambiar su decisión de compra dando un paso y cruzando la calle. Ahora, también con un clic.

-¿Se están explotando las posibilidades de la venta digital?

-El canal online no solo sirve para vender, supone una transformación desde el punto de vista de la comunicación. Podemos interactuar y conocer mejor al cliente. Escuchar a través de las redes cuáles son sus valoraciones respecto a lo que les ofrece la tienda. Me atrevería a decir que es una revolución como lo fue la imprenta.

-¿Augura muchos años a la tienda física?

-Va a seguir siendo imprescindible. En un futuro inmediato y en uno lejano.

-¿Cómo cambiarán?

-Van a ser más atractivas. La experiencia de compra tiene que ser una actividad gratificante. Además, va a haber una mayor presencia de productos frescos. Nuestro sector está creciendo en cuota de mercado en la oferta de estos alimentos. Por último, van a ser más tecnológicos.

-¿El comercio ‘online’ es imparable?

-Es una realidad que ha venido para quedarse y que va a seguir creciendo. Hay que hibridar, no elegir entre un método y otro.

-¿Es el principal rival?

-Competimos con operadores tradicionales y con otros que juegan solo en el canal online, donde tienen mucha experiencia. Son los pureplayers.

-Y Amazon, ¿es la amenaza?

-Defendemos la libertad de mercado pero, cuando el consumidor puede comprar las 24 horas del día, no tiene sentido que sigamos con una legislación que limita los horarios de apertura o impide trabajar festivos y domingos. No tememos a los competidores, sino que la libertad de competir no esté asegurada. Queremos las mismas reglas. Luego, el consumidor decide.

-¿En qué hay desventaja?

-El mes de abril la Comisión Europea advirtió a España que sigue imponiendo muchos obstáculos. Somos el segundo país más restrictivo de la UE en comercio minorista. El coste administrativo derivado del cumplimento de la legislación puede suponer hasta el 6 % del volumen de negocio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Es una revolución como en su día lo fue la imprenta»