Un trampolín para dar forma al reto de la transformación digital

La coruñesa Intalsis Network proporciona a firmas de todo el país soluciones y formación en áreas estratégicas como la IA, la robotización o el incipiente neuromárketing


Redacción / La Voz

Renovarse o morir. Este podría ser, en síntesis, el reto mayúsculo al que se enfrentan hoy millones de empresas a lo largo y ancho del planeta. La transformación digital, lo que se ha bautizado como la cuarta revolución industrial, va a obligar a muchas compañías gallegas a repensar cómo afrontar un futuro tan incierto como lleno de posibilidades para aquellas que den en la diana. Es en este punto en el que aparece en escena Intalsis Network, la empresa coruñesa que proporciona ya a firmas de toda España soluciones y formación en áreas estratégicas como la robótica, la inteligencia artificial, los sistemas de gestión empresarial o el neuromárketing.

Aunque Intalsis vio la luz formalmente en el año 2014, en realidad la firma se integra en un grupo con un cuarto de siglo de experiencia en el sector tecnológico. De su identidad habla a las claras el perfil de su plantilla, más de 60 profesionales de ámbitos muy diversos: ingenieros de sistemas, economistas, especialistas en márketing digital, abogados...

La empresa de capital gallego es algo así como una suerte de aliado para compañías de todos los sectores en el camino de la transformación digital. Lo explica el director de Intalsis, Francisco Castillo: «¿Qué hacemos? Mejoramos procesos. Cualquier proceso es mejorable por muy bien que esté diseñado y funcionando. Una cadena de montaje puede ser más productiva, un departamento comercial más eficaz, una cadena logística más rápida en su transporte, una línea comercial generar más ventas, un proceso educativo formar más y mejor...»

Esta filosofía adquiere hoy una nueva dimensión porque la cuarta revolución industrial obliga ya a toda empresa a innovar, a evolucionar. Castillo sostiene que este es un reto «irrenunciable. Es ir por ahí o desaparecer. Puedes haber estado 50 años funcionando maravillosamente pero ahora, o te alineas con los tiempos y el mercado, o puede que te encuentres en problemas».

En este escenario, el trabajo de Intalsis consiste en buscar mecanismos de apoyo para las empresas con las que trabajan. Realizan un diagnóstico del proceso (una línea de producción, los canales de venta o el posicionamiento digital, por citar algunos ejemplos) y aportan soluciones concretas ya sea implementando un sistema de gestión empresarial, soluciones de robótica, inteligencia artificial o márketing digital.

Pero no solo eso. Además de la solución concreta, la firma coruñesa se ha significado por poner el acento en la formación: «Nuestra experiencia en implantación de tecnologías de última generación -relata Castillo- nos ha enseñado que de nada sirven los grandes avances si no existe un verdadero compromiso desde la empresa o colectivo que demuestre un estado real y proactivo al cambio. Una vez iniciado el proceso de adaptación digital, nuestros clientes inician un plan formativo interno y exclusivo que puede ser impartido tanto en las instalaciones del cliente como en las nuestras en pleno centro de A Coruña».

Uno de los últimos trabajos de Intalsis fue acompañar a la también coruñesa Recambios Barreiro en su transformación digital, en el marco de un proyecto en el que colaboró Ekon, la unidad de negocio de la multinacional Unit 4. Automoción, textil, educación, pesca, comercio o construcción son algunos de los sectores en los que ya están presentes.

El director de Intalsis insiste en que la adaptación a esta era digital ha de ser a la carta, y en ningún caso el producto de una moda. Y defiende la importancia del factor humano. «La tecnología no es más que una herramienta a nuestro servicio, confundir este punto, sería o podría llegar a ser algo tan terrible como permitir la esclavitud en sí».

Sobre la base de esta premisa, la compañía herculina ha activado una línea de desarrollo de proyectos no lucrativos «con tecnologías verdaderamente vanguardistas» dirigidas a colectivos sociales y empresariales, comarcas o comunidades incluso deprimidas, a las que se aportan soluciones que abundan en el bien común. Para ello, cuentan además con un observatorio interno en el que estudian casos empresariales singulares.

La firma herculina cuenta con una línea de desarrollo de proyectos no lucrativos para diversos colectivos

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Un trampolín para dar forma al reto de la transformación digital