Ellos marcan el paso de tu Camino

Pilgrim aglutina toda la oferta de servicios de la ruta Jacobea en un solo portal; a través de esta compañía, el peregrino puede contratar desde un alojamiento o la puesta a punto de las bicicletas, hasta la colada


Redacción / La Voz

Se pusieron literalmente las botas. Lara Castelo y Roberto Fraga, expertos peregrinos, percibieron como caminantes que a muchos de los negocios que hay a lo largo de la ruta Jacobea les faltaba algo. Y ese algo era que les viesen en el mundo. «Percibimos que había un gran microtejido, restaurantes, albergues, taxis, muchos de ellos autónomos, que no acaban de conectar. No tenían una buena presencia en los canales informativos, en Internet, que es donde hoy en día se mueven estos viajeros». Esa percepción se convertía en el 2016 en un proyecto enmarcado en el vivero de empresas de la Universidade da Coruña. Así nacía Pilgrim, un marketplace que permite a los peregrinos planificar su Camino al detalle: cuántas etapas van a hacer, desde dónde, en qué lugar van a dormir, comer o si van a alquilar bicicletas o incluso un servicio que les traslade el equipaje de inicio a meta de cada tramo.

Su plataforma es el intermediario. Un servicio muy similar al de cualquier contratación de viajes. «Primero documentamos todos los caminos con un equipo de investigación de la UdC. Desde recursos turísticos y patrimoniales a restaurantes o farmacias. Creamos una base de datos de cada etapa y en el 2017 empezamos ya nuestra actividad económica», explica Roberto Fraga, CEO y presidente del consejo de administración de Pilgrim.

Como en la aventura de cualquier startup, llegaba el momento de conseguir financiación y ahí fue cuando IP Global los acogió en su seno. «Teníamos claro que queríamos que el proyecto fuese grande y ellos nos dieron una gran oportunidad entrando en nuestro accionariado justo cuando empezaban a invertir en empresas tecnológicas». Apenas un año y medio después, están de enhorabuena. Pilgrim ha cerrado una segunda ronda de inversión con una inyección de 400.000 euros. «Son inversores a los que les ha interesado el proyecto. Capital que se mantiene en el anonimato, business angels». Todo esto les va a permitir seguir creciendo.

En su corta vida, Pilgrim ya ha quintuplicado su volumen de tráfico web y sus indicadores de negocio. En el 2017 pasaron del millón y medio de visitas. En el 2018 ya están, a estas alturas, a punto de superar esa cifra. En cuanto a facturación, esperan cerrar el año con unos ingresos de 1,5 millones de euros». Sus clientes son personas que preparan el Camino, sobre todo españoles. Eso sí, el público internacional, su gran objetivo, ya supone el 40 % de la contratación. «El peregrino de otros países desconoce muchos detalles de la ruta, así que todo lo puede encontrar en Pilgrim. A través de nosotros no se pierden en la marea de datos de la red y tienen el respaldo de una empresa física. Todos los viajeros hacen la gestión con nosotros, de forma directa, sin intermediarios». Todo este trabajo, que parece inabarcable, lo hace un equipo formado por una veintena de personas. Desde profesionales de la informática, del márketing digital, hasta especialistas en turismo. También tienen atención al cliente 24 horas. Se echan incluso a la espalda garantizarle a quien llega a ellos que el servicio que contrate vale la pena. «Tuvimos que testar a todos los proveedores. Es importante que queden satisfechos para que repitan con nosotros. Es fundamental para nuestra plataforma, pero creemos que también lo es para el Camino de Santiago», apunta Roberto.

No descartan nuevas rondas de inversión, pero con esos 400.000 euros esperan dar un salto definitivo en un mercado en el que han encontrado un hueco especializado. «Lo inmediato es lanzar la aplicación. Estará muy centrada en el usuario para que pueda interactuar con otros peregrinos que estén próximos e incluso geolocalizar personas. En realidad, se trata de un proyecto para digitalizar el Camino», explica. De esta forma, los peregrinos tendrán información en tiempo real durante la ruta gracias a tecnologías desarrolladas por la propia empresa. «Queremos que cuando pasen por delante de un restaurante, les aparezca el menú del día. O cuando se estén acercando a una pensión, les salte una oferta que les pueda interesar».

Esta nueva fase incluye también llamadas gratuitas a cualquier alojamiento a través de la aplicación o conexión wifi gratuita. «Llevamos tecnologías ya existentes a algo tan especializado como son los diferentes caminos». Con todo esto, quieren poner una pica en lugares como Estados Unidos, Latinoamérica o Asia. Para ello, planean estar presentes en ferias internacionales del sector como la ITB de Berlín, la World Travel Market de Londres o la Feria Internacional de Turismo de Singapur.

1 nacidos en la udc. Pilgrim comenzó en el vivero de empresas. Después llegó IP Global, que entró en su accionariado en el 2017 y les dio cabida en su incubadora de negocios digitales.

2 Medio millón. Es la inversión total que han recibido en los últimos doce meses. La última, 400.000 euros de business angels que han apostado por la compañía y su desarrollo internacional.

3 MULTIDISCIPLINAR. El equipo lo forman una veintena de jóvenes especialistas. Todo lo hacen ellos: desde el desarrollo informático a la base de datos de las diferentes rutas y negocios del Camino.

4 referencia. Han encontrado su nicho de mercado, pero quieren que su nombre suene a gran escala en el mundo. Aseguran responder ante sus clientes por la calidad de los servicios que ofrecen. Ahora están aumentando servicios en ruta.

Su nuevo objetivo son los viajeros internacionales, grandes desconocedores de la ruta, que ya representan el 40 % de sus contratos

Una veintena de profesionales forma el equipo de Pilgrim, una «startup» nacida en el vivero de empresas de la Universidade da Coruña. | marcos míguez

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
0 votos
Comentarios

Ellos marcan el paso de tu Camino