Setga, la luz gallega que brilla en la cuna del urbanismo

La firma pontevedresa ha consolidado su desembarco en Holanda con los contratos de Bergen y Ahern. La empresa, que nació en 1989, tiene una veintena de ingenieros dedicados a I+D y 37 patentes y diseños industriales


Dos días antes de Navidad, el Het Financieele Dagblad, un diario económico de nombre casi impronunciable por estos lares pero que en su país, Holanda, es algo así como la Biblia de las finanzas, publicaba un artículo titulado «Luces LED españolas conquistan las calles holandesas» que trataba de arrojar luz sobre la consolidación de una pequeña, pero pujante, compañÍa gallega en el país del tulipán. Esa empresa es Setga, una firma de ingeniería ubicada en Pontevedra y dedicada a la iluminación de espacios públicos que en los últimos tres años ha ido logrando sucesivos contratos en territorio orange, la cuna de la industria lumínica a nivel mundial y uno de los grandes referentes en materia de urbanismo.

Desde que a finales del 2013 ganase el concurso para iluminar la Alfombra Roja de Ámsterdam, la avenida más emblemática de la capital, Setga ha ido sumando un proyecto tras otro hasta tener presencia en treinta ciudades holandesas. Los dos últimos contratos, uno para transformar el casco histórico de Bergen con una farola inspirada en un quinqué de gas gallego del siglo XIX y otro para iluminar la estación de tren de Arnhem, la más vanguardista del país.

¿Cuáles son las claves de este desembarco? ¿Cómo una compañía asentada en la ciudad de Pontevedra ha podido convertirse en un competidor de este nivel en el país que cuenta con la gran multinacional del sector, Philips? Valor añadido y decidida apuesta por la investigación. Aunque en la empresa optan siempre por ir con cautela y humildad al analizar su trayectoria, parece evidente que esta es la receta del éxito.

Setga nació en 1989 como compañía de ingeniería y, solo dos años más tarde, se especializó en la fabricación de alumbrado público y elementos de movilidad urbana. Arrancaba así una aventura en la que ha ido sumando un hito tras otro. En 1993, por ejemplo, fue seleccionada para industrializar las farolas del paseo marítimo de A Coruña, en lo que fue considerado uno de los proyectos más ambiciosos de Europa en este campo.

La empresa ha cimentado su trayectoria en la apuesta por el I+D y en el principio empresarial del first fast follower (algo así como ser el primer seguidor), situándose siempre en la proa de las sucesivas revoluciones tecnológicas experimentadas por el sector. Setga tiene un departamento de investigación y desarrollo en el que trabajan a día de hoy 22 ingenieros, la mayoría formados en universidades gallegas y que heredan una filosofía que ha empapado cada rincón de la empresa desde sus orígenes: la anticipación como motor evolutivo.

Así, sobre la base de este trabajo, la compañía ha logrado acumular 37 patentes y diseños industriales focalizados en su mayoría en convertir tecnologías lumínicas inexploradas en sistemas altamente fiables y eficientes.

Setga, por ejemplo, empezó a investigar el potencial de los sistemas LED en el año 2001, cuando pocos creían en sus posibilidades, y testó incluso sus primeros prototipos en varios tramos del Camino de Santiago. A día de hoy, es uno de los pocos fabricantes a nivel mundial que cuentan con una experiencia real de funcionamiento de 15 años con una tecnología que va camino de apoderarse del mercado sin remisión, lo cual ha permitido consolidar un desembarco internacional que lo ha llevado ya a once países: Holanda, Alemania, Italia, Qatar, Emiratos Árabes, Irlanda... En los dos últimos años, sus ventas han crecido del orden del 270 %.

Fabricando en la UE

Hay un último elemento que, con el paso de los años, ha adquirido un enorme valor: la firma pontevedresa es el único fabricante europeo cuyas luminarias cuentan con fuentes de alimentación producidas exclusivamente en territorio comunitario. En su caso, todas en España y bajo las especificaciones técnicas establecidas por los ingenieros gallegos.

El 80 % de la cadena de valor de los componentes de las luminarias de Setga se sitúa en Galicia, el 95 % si se amplía a España. Esta estrategia ha permitido mantener exigentes estándares de calidad en todos sus productos, elevando su valor añadido y asaltando nuevos nichos de mercado. Desde el 2014, la empresa ha aprovechado su experiencia y sus capacidades en este campo para diseñar una gama de productos orientada a la iluminación de centros industriales y logísticos, así como los exteriores de las sedes corporativas.

INTERNACIONALIZACIÓN

Entrada en modernista, su distribuidor en holanda

En vista de la buena trayectoria en el mercado holandés, y con el fin de consolidarla, Setga cerró a principios de diciembre un acuerdo para entrar de forma temporal en el capital de Modernista, su distribuidor en el país del tulipán desde hace seis años. La operación supondrá la creación de un centro de proyectos para todos los Países Bajos que obligará a duplicar la plantilla y que permitirá mimetizar el modelo de proximidad con el que se ha distinguido en territorio español. Esta política de reinversión y consolidación de las oportunidades de negocio que se presentan ha sido una constante que explica en buena medida la marcha de la compañía gallega. Así, por ejemplo, el desarrollo de su última generación de luminarias LED supuso una inversión total de 2,7 millones de euros, incluyendo la maquinaria y el utillaje, los costes de los procesos de I+D y más de 25 homologaciones internacionales exigidas por los institutos energéticos de los once países en los que opera la firma.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Setga, la luz gallega que brilla en la cuna del urbanismo