La evasión fiscal más sofisticada: así se intenta eludir el pago de impuestos

A través de sociedades en paraísos fiscales, de nuevas fórmulas de constitución de empresas, de pagos en B, de ampliaciones y reducciones de capital... Las nuevas fórmulas para evitar el pago de tributos han obligado a revisar el diccionario del fraude. Esta semana, el fisco ha vuelto a primer plano


Secretario general de Gestha

Desde que en el año 2006, la recaudación del Impuesto sobre Sociedades alcanzara su máximo histórico de 41.674 millones, los ingresos tributarios de este tributo se desplomaron en los años siguientes, hasta que en el 2012 y el 2013 se aprobaron algunas medidas tendentes a limitar la deducibilidad temporal de algunos gastos y beneficios fiscales de las grandes compañías para aumentar los pagos a cuenta que realizaban.

Pero este desplome recaudatorio, cuya causa principal se relacionó con la caída de los beneficios empresariales desde el inicio de la crisis, tuvo un mayor impacto en aquí que en el resto de países europeos, lo que ha provocado que en España se recaude menos de lo que nos correspondería de acuerdo con la evolución y el valor de nuestra economía.

Pero, ¿esta situación ha afectado a todas las empresas por igual? La respuesta es negativa, pues han sido las mayores empresas del país las que en mayor proporción han reducido su contribución impositiva en los últimos años, algo que observamos con claridad al analizar quién soporta la carga real del impuesto, es decir, cuál es el tipo efectivo del impuesto sobre sociedades sobre el resultado contable positivo.

Los resultados nos muestran una injusta realidad, la carga del impuesto sobre sociedades de las corporaciones empresariales es un tercio de la que soportan las pymes del país.

Esta situación de desequilibrio se produce por dos motivos, uno por la desigual utilización de las compensaciones, ajustes y beneficios fiscales que permite la ley, y otra por la elusión y la evasión tributaria.

Son las 922 mayores empresas del país las que acumulan la mayor parte de dichas compensaciones, ajustes y beneficios fiscales que disminuyen el beneficio que contabilizan obtenido en España. Es decir, son las que maximizan las ventajas legales para eludir la tributación, a lo que los Gobiernos españoles han reaccionado limitando parcialmente el uso de dichas ventajas.

Pero junto con la elusión, conviven las numerosas prácticas fiscales agresivas que utilizan las grandes compañías y multinacionales para trasladar parte del beneficio a países de conveniencia fiscal, como Irlanda, Holanda o Luxemburgo, y de allí a paraísos fiscales. Esta parte estaría rayando la defraudación o sería directamente fraude fiscal.

Por ello, cuando se habla de economía sumergida, interesa conocer el reparto de la responsabilidad entre los diferentes actores que contribuyen a la misma. Así, a través de su aportación al valor añadido bruto, vemos que el protagonista principal son las grandes fortunas, corporaciones y grandes empresas que evadieron unos 42.710 millones de euros en impuestos, muy por encima de las pymes y autónomos, cuyo volumen conjunto de fraude rondó los 16.261 millones de euros.

De este modo, casi las tres cuartas partes de la evasión fiscal de nuestro país se localiza en las 41.582 empresas de mayor tamaño, mientras que las pequeñas empresas -1.379.961 sociedades que representan el 97 % del tejido empresarial español- tan solo son responsables del 17 % del fraude fiscal total. Por su parte el colectivo de autónomos, que agrupa a más de tres millones de trabajadores por cuenta propia, aportó únicamente un 8,6 % del fraude en nuestro país a lo largo de este último período. 

Por lo tanto, conviene poner el foco de atención de la evasión tributaria en el comportamiento fiscal de las grandes compañías para tener una idea más completa de quién y cómo se evaden impuestos en nuestro país.

1 ETVE. Las entidades de tenencia de valores extranjeros (ETVE) son tal vez el ejemplo típico de elusión fiscal que la ley permite en España, de forma que, cumpliendo unos requisitos, los dividendos y las ganancias de capital que perciben de sus filiales en el extranjero no tributan en España, y se permite deducir los gastos financieros que estén vinculados a la actividad. Tampoco el reparto de los beneficios entre los socios de la ETVE. Fueron los casos de una filial española de una multinacional petrolera que declaró en dos años 9.907 millones de beneficios obtenidos fuera de España sin pagar impuestos o el de una operadora de telefonía móvil dedujo 1.043 millones en gastos financieros en dos años, aunque en esta ocasión dichos gastos no fueron aceptados por la inspección. 

2 VENTAS EN B. Una empresa de telefonía y televisión por cable incurrió en una presunta trama de compraventa de minutos de llamadas internacionales superior a los 200 millones de euros, al margen de la contabilidad y en B. 

3 AMPLIACIÓN Y REDUCCIÓN DE CAPITAL SOCIAL. Otras filiales españolas de una multinacional de Estados Unidos suministradoras de oxígeno hospitalario defraudaron 146 millones en impuestos durante años mediante acuerdos internos del grupo empresarial por los que las sociedades con beneficios transmitían acciones a otras que en ese momento reducían capital mediante amortización de las acciones propias, a la vez que se deducían ilegalmente fondos de comercio y gastos financieros de falsos créditos. Las filiales españolas reconocieron haber cometido 13 delitos fiscales y pagaron además de los impuestos defraudados, otros 29,5 millones por intereses, un millón en costas y 88 millones en multas.

4 MARCAS COMERCIALES. Una empresa que vende un producto de una marca reconocida no promociona tanto las cualidades del producto, sino que centra la publicidad en la propia marca. Por eso, se entiende que el canon por la cesión de la marca está incluido realmente en el precio de venta del producto, y Hacienda exige tributar sobre la parte proporcional del precio del producto que sea retribución del derecho del uso de la marca, pues de otro modo, esa cesión de marca estaría libre de impuestos.Por este motivo, el canon de cesión representaba el 67 % del precio del producto que vendía una filial de una conocida multinacional de bebidas refrescantes, que tuvo que pagar unas actas de Hacienda por 42,3 millones de euros, además de tener otros 27 millones recurridos durante más de una década.

5 PARAÍSOS FISCALES. 34 de las 35 empresas españolas que cotizan en el Ibex tienen 810 filiales en paraísos fiscales. Habitualmente, las grandes fortunas españolas y los consejeros de las corporaciones empresariales tienen unos 160.000 millones en paraísos fiscales, de los cuales unos 80.000 millones están depositados en Suiza. Una influyente familia de banqueros pudo ocultar al fisco durante años una fortuna en el banco HSBC en Suiza que superaría los 2.000 millones. La dirección de la AEAT les permitió realizar declaraciones complementarias por 200 millones, pero antes no les abrió ninguna inspección lo cual les exoneró de las penas que el Código Penal prevé de haber sido condenados por varios delitos fiscales.

6 CONTRATOS EN FORMA DE SIMULACIÓN. Una entidad deportiva está siendo investigado por que podría haber defraudado 13,5 y 2,8 millones en varios años por las cantidades económicas abonadas por los derechos federativos de un jugador que excedieron del pago al club cedente para presuntamente encubrir una mayor retribución al propio jugador, para ello, se realizaron, además del contrato de adquisición de los derechos federativos, ocho contratos adicionales de trabajo, préstamo, indemnización por incumplimiento de contrato, imagen, representación y gestión, arrendamientos de servicios profesionales, agencia y convenio de colaboración.

7 SOCIEDAD PATRIMONIAL. Cuando una persona es el propietario de una sociedad patrimonial, puede utilizar para incluir en su activo bienes de uso y disfrute exclusivamente personal y familiar, como viviendas, embarcaciones de recreo y amarres, mobiliario, automóviles, personal de servicio y gastos propios del consumo personal y familiar, declarándolos como gastos de una actividad empresarial, y deduciéndolos en la contabilidad e impuestos de la sociedad. Fueron los casos de una empresa instrumental que también fue utilizada para extraer fondos de una Fundación por uno de los socios que pensaba que su esposa disponía de un escudo fiscal para no ser descubiertos los delitos fiscales que se le imputan, así como la empresa de un reputado abogado que reconoció haber defraudado 3 millones en ocho delitos fiscales que pagó, junto con otros 2,5 millones en intereses y multas. 

8 ENTRAMADOS SOCIETARIOS EXTRANJEROS. Se utilizan para ocultar la titularidad directa e indirecta de acciones de sociedades españolas o realizar inversiones en el extranjero mediante la creación de más o menos complejas estructuras fiduciarias con los que realizar las prácticas evasoras conocidos como Dutch Sándwich o Antilles Route que se explican más abajo. Fue el caso de las sociedades instrumentales utilizadas por una destacada saga empresarial cuyas empresas instrumentales radicaban en Holanda, Luxemburgo, Suiza, Antillas Holandesas, Madeira, Belice o Samoa, las Islas Marshall y Panamá, que sirvió para cometer delitos fiscales a lo largo de décadas y que está siendo enjuiciada, y de la que se ha fijado fianzas civiles los respectivos imputados de 476, 365, 244 y 236 millones a padre, hijo y dos colaboradores para los que se solicitan 48 años y medio de cárcel.

9 SICAV. Las sociedades de inversión de capital variable (sicav) son instituciones de inversión colectiva, por lo que cualquier persona puede realizar una inversión que le convierte en accionista, sin que los dividendos y ganancias de capital que obtenga por su inversión tribute en el IRPF mientras no reembolse todo o parte de la participación, en cuyo momento tributará proporcionalmente por las rentas acumuladas hasta ese momento. A menudo estas sicav son propiedad de una persona o de un grupo familiar, por lo que ni siquiera están abiertas al público, por lo que en ese momento, el gerente de la sicav es un empleado del accionista principal y le podría ordenar la política de compras y ventas de acciones que le interese personalmente, por lo que no tendrá necesidad de reembolsar su participación y así nunca tributará en el IRPF por las plusvalías acumuladas. Así, el 83 % de las sicav que están en manos de menos de 150 accionistas, son sospechosas de estar en manos de un grupo familiar.

10 «HOLDINGS». La totalidad del capital de una empresa española es propiedad de una o varias sociedades holandesas o irlandesa, aunque es ficticio porque las compañías extranjeras también estaban controladas por los accionistas principales. El blindaje fiscal pasa por una red de sociedades en Costa Rica, Uruguay, Belice y Antillas Holandesas. Es el caso de operaciones y operativas sobre el cambio de manos de, al menos, 180 millones de euros. La red exterior es, pues, el punto débil de la saga.

Y EL DOBLE iRLANDÉS...

En Irlanda el tipo del impuesto de sociedades es del 12,5 %, para ello, se crean dos empresas irlandesas. Una de ellas con sede en un paraíso fiscal, la adquiere a la empresa matriz española los derechos internacionales de la propiedad intelectual. La otra empresa irlandesa, con sede en Irlanda, es la que soporta todos los costes de las operaciones en el extranjero, y es la que vende al resto del mundo. Cómo los servicios se consideran prestados en Irlanda aunque lo pague una empresa española, todos los ingresos generados en el resto del mundo van a la sociedad con sede en Irlanda.

...CON EL SÁNDWICH HOLANDÉS

Para evitar el pago de impuestos en Irlanda, aprovechan que la ley irlandesa permite que el pago de royalties están exentos del impuesto de sociedades si se pagan a otra empresa europea, por lo que se crea una sociedad en Holanda que cobra royalties por utilizar la propiedad intelectual la sociedad irlandesa con sede en Irlanda, y después transfiere el 99 % de lo que recibe la irlandesa con sede en el paraíso fiscal. Como la ley irlandesa permite que tenga su domicilio fiscal donde esté ubicada la que ejerce el control y no donde se desarrolle la actividad, los beneficios no pagan impuestos en Irlanda. Es el caso de los gigantes de Internet.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

La evasión fiscal más sofisticada: así se intenta eludir el pago de impuestos