La Xunta declara como espacio natural los lagos de Xermade

Los dueños tienen que presentar un plan de conservación

.

La Consellería de Medio Ambiente publicó ayer en el DOG la declaración provisional de Espazo Privado de Interese Natural de los Lagos de Lousada, en Xermade. Esta declaración supone que los promotores de esta zona disponen a partir de este momento de un plazo de dos años para presentar un plan de conservación necesario para su aprobación definitiva.

El ámbito protegido se trata de una parcela que posee valores hidrológicos singulares derivados de la presencia de las antiguas explotaciones mineras que dieron lugar a dos lagos y una laguna permanentes. Los lagos cuentan con una superficie que ronda los 15.000 metros cuadrados y la laguna con una superficie de alrededor de 1.500 metros cuadrados.

Desde la Consellería de Medio Ambiente destacan que los lagos constituyen importantes puntos de agua (bebederos) para la fauna del entorno más próximo, con notables poblaciones de insectos y anfibios, formando parte del Inventario Galego de Humidais. Además, este espacio está integrado en la Reserva de la Biosfera Terras do Miño, con hábitats de interés comunitario.

Iniciativa en los años 90

Ya los años noventa, los propietarios de los terrenos cedieron unas tres hectáreas a la comunidad de montes para que se crease una área recreativa, pero aquel proyecto quedó en el olvido. Ahora, al parecer, los dueños del espacio protegido pretenden crear una gran zona de ocio y esparcimiento, que incluiría la pesca intensiva, barcos de paseo, merenderos e incluso bungalós para atraer el turismo.

De esta forma, si saliese adelante esta iniciativa privada, el municipio ganaría un atractivo turístico muy poco conocido fuera del ámbito de Xermade. «Podería ser un bo lugar para atraer tránsito da xente que vai de Lugo a Viveiro e desexa para a comer ou a descansar, xa que está moi preto da autovía», explicaba ayer el alcalde de Xermade, el socialista Roberto García. El regidor apuntó al estar «case camuflado» y tratarse de un terreno privado y vallado apenas lo conocen fuera del municipio, y eso que los lagos están a menos de cinco kilómetros de Roupar.

Para los vecinos de Xermade, especialmente para los mayores, sí se trata de un lugar de recuerdos debido a que muchos trabajaron en la explotación de las minas de hierro, que fueron cerrada en los años setenta, aunque posteriormente se extrajeron restos que quedaron para el cemento. En los últimos años, al parecer, a través de una subvención de la Diputación, los dueños tuvieron ganado ovino, que a su vez sufrieron ataques de los lobos de la zona.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La Xunta declara como espacio natural los lagos de Xermade